Un hombre fue detenido por la policía de la ciudad de Detroit, Michigan, Estados Unidos, por conducir con exceso de velocidad y luego fue ayudado por los propios uniformados a conectar un televisor para su esposa enferma.

La insólita situación ocurrió en la tarde-noche del jueves 30 de septiembre cuando el oficial Kevin Coates detuvo al hombre por exceso de velocidad e inmediatamente supo que algo andaba mal, informó la cadena Fox 2 de Michigan.

El hombre de 79 años, identificado como David por la policía de Sterling Heights, estaba llorando y visiblemente ofuscado. David le dijo a oficial Coates que todo iba mal y le explicó que necesitaba ayuda.

Según explicó, David es un residente del barrio de Sterling Heights, en Detroit, desde hace mucho tiempo y contó que su esposa está enferma y que tienen un hijo adulto con necesidades especiales.

El problema fue que, ese día, el anciano había comprado un televisor nuevo para su familia y había recorrido toda la ciudad tratando de encontrar los cables adecuados para conectarlo, ya que no sabía ni cómo funcionaba el televisor.

"Trato de conducir bien. Compré un televisor nuevo hoy porque quería hacer feliz a mi esposa y no puedo conectarlo". El hombre explicó que fue a diferentes tiendas para averiguar cómo instalarlo, pero no tuvo éxito.

El oficial Coates le preguntó cuál era el problema, y David le constetó que no tenía idea de por qué el Smart Tv no funcionaba. David dijo que su viejo televisor era un tubo de rayos catódicos y que no sabía como usar el nuevo a led. Finalmente, el oficial y su compañero se ofrecieron a ir a la casa del hombre para ayudarlo a conectar el Smart tv.

Luego, los dos hombres intercambiaron números de teléfono y el oficial Coates dijo que tenía una llamada de la Policía y que tenía que continuar con su labor. Sin embargo, prometió que una hora más tarde iba a estar en su casa para ayudar a conectarlo.

Tras ese lapso de tiempo, el oficial Coates llegó a su casa junto con el oficial Remi Verougstraete y su ayudante, el oficial Jeremy Jakushevich. Juntos, los tres oficiales le conectaron la televisión y le explicaron cómo utilizarlo y navegar por diferentes canales.

David admitió que no es bueno con la tecnología y que, si no fuera por la ayuda de los oficiales, nunca lo habría logrado.

El jefe de policía de Sterling Heights, Dale Dwojakowski, elogió el excelente trabajo de los tres oficiales para ayudar a David a resolver el problema y aseguró que estaba "muy orgulloso del oficial Coates, el oficial Verougstraete y el nuevo oficial reclutado Jakushevich por hacer todo lo posible para ayudar a los residentes". "Este es solo otro ejemplo del increíble servicio que el Departamento de Policía de Sterling Heights brinda a nuestra comunidad", concluyó el jefe Dwojakowski.

Fuente:Crónica TV