El insólito caso ocurrió en el pueblo de Lugo, España, en donde los vecinos denunciaron una supuesta fiesta electrónica y cuando llegó la policía era nada más ni nada menos que un gato jugando con el equipo de música de su dueño.

RUSIA. POR QUÉ SE MULTIPLICAN LOS HALLAZGOS DE ANIMALES EXTINTOS CONGELADOS EN EL HIELO

Los efectivos policiales llegaron al lugar donde los vecinos de un edificio de la Ronda das Fontiñas denunciaron “ruido de música en tono alto que les imposibilitaba el descanso”. Al entrar descubrieron que la vivienda estaba vacía y que solo se encontraba un gato “escuchando” música a todo volumen a mitad de la noche. Al día siguiente, los agentes hablaron con el dueño del departamento que les explicó que se encontraba fuera de la ciudad.

Según informó La100, el hombre reveló que el gato “tiene la costumbre de encender el equipo musical con la pata y mover la rueda del volumen”. Este hecho bizarro generó muchas bromas en redes sociales en donde ya lo apodaron “gato fiestero” y le recomendaron desenchufar el equipo de noche para que la mascota no moleste a los vecinos.

A pesar de la nueva ola de casos, España está llevando adelante una campaña de vacunación acelerada. Hasta el momento y según cifras oficiales, el 53% de la población está completamente vacunada, mientras que el 64% recibió al menos una dosis.

Fuente: La Nación