Un relevamiento del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) reflejó que el sector de restaurantes y hoteles es el que más empleos en blanco perdió durante la pandemia. Uno de cada cinco trabajos formales se perdió en ese rubro, teniendo en cuenta los datos disponibles hasta abril. La Ciudad de Buenos Aires fue el distrito más perjudicado.

El primer año, la caída fue de 23.913 empleos. Y el descenso de puestos de trabajo siguió en 2021, a pesar de la reapertura de la actividad.

El empleo cayó otros 31.816 puestos adicionales en 2021, según el Iaraf, que procesó los datos del Indec y el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Se trata de una caída de 21% o 55.729 trabajos formales desde el inicio de la pandemia del Coronavirus. Se calcula que son muchos más si se toma en cuenta que es un sector con mucha informalidad y empleo temporario.

En abril pasado la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) divulgó un estudio de la consultora Invecq donde afirmaba que el sector destruyó 170.000 puestos de trabajo y cerró 8.000 empresas, en su mayoría pymes.

En la Ciudad, por nombrar solo a algunos, desde el inicio de la pandemia cerraron espacios tan emblemáticos como Pippo, La Puerto Rico, Filo y Billares Alenjo. En Puerto Madero, en mayo último, calculaban que uno de cada cinco restaurantes había cerrado durante la pandemia. 

Fuente: Nueva Ciudad