La Universidad de Buenos Aires (UBA) declaró hoy la emergencia salarial de sus docentes y nodocentes y advirtió que "el poder adquisitivo de sus trabajadores registró una pérdida del 40%" en lo que va del año.

La UBA suspendió en mayo la emergencia presupuestaria que la había llevado a movilizarse masivamente junto a otras universidades nacionales el 23 de abril tras acordar un refuerzo económico con el Gobierno. Sin embargo, el mismo no incluyó una recomposición salarial, una de las consignas centrales de la manifestación.

El Consejo Superior de la institución manifestó su "preocupación por la jerarquización de la actividad, incluyendo la justa retribución por la tarea realizada, y respalda el reclamo salarial de los trabajadores y las trabajadoras nodocentes, de manera permanente". En ese sentido, alertó que "en lo que va del corriente año el poder adquisitivo de los salarios de sus trabajadores ha registrado una pérdida real en torno al 40%" y declaró la emergencia salarial de todos sus trabajadores.

Noticia en desarrollo.