La figura del ex presidente Mauricio Macri se convirtió en una piedra en el zapato para la unidad de la coalición opositora de Juntos por el Cambio. El comunicado que publicó el espacio político el domingo por la tarde, tuvo entretelones antes de ser publicado, además, que tuvo la ausencia de adhesiones como de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

Según consignó el portal opositor Clarín, los principales dirigentes de JxC no se pudieron poner de acuerdo ni siquiera en el título de la nota que se difundió por redes. “En la primera versión, los integrantes de este espacio se presentaban ‘unidos en defensa de la transparencia, las libertades y la República’. En la edición que terminó alumbrando este domingo a la tarde, la unión quedó en ‘defensa de la verdad y la transparencia’”, reveló el artículo.

En la versión original, el comunicado era un llamado de defensa a la supuesta inocencia de Darío Nieto, ex secretario presidencial que fue allanado días atrás en la causa de espionaje ilegal durante el macrismo. No obstante, en la versión final, los dirigentes aseguran confiar en la "integridad moral" de Nieto y en que "la Justicia mostrará que es inocente". Sutilezas de hasta dónde acercar las manos al fuego.

Según aseguró el matutino hiper macrista, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, se negó a firmar el comunicado tal cual lo mandó Bullrich porque lo consideraba una defensa casi personal del ex presidente. Pidió, en cambio, que se ponga en primer plano a la coalición. Lo consiguió: el apellido Macri, que se leía tres veces, fue borrado. Cristina, mencionada una vez, también voló como nombre propio. 

Esta interna opositora derivó en una pequeña demora: la idea era difundir el comunicado en el mediodía del domingo y terminó trascendiendo poco antes de las 18. Hubo incluso un llamado de Bullrich a Cornejo para el cierre final.

Fuente. El destape