Pauley Perrette le dio vida al excéntrico y querible personaje Abby Sciuto en NCIS durante 15 temporadas. La actriz estadounidense logró conquistar el corazón de miles de televidentes que se volvieron fanáticos de la tira policial.

Sin embargo, a mediados de 2018 Perrette abandonó la exitosa serie en medio de denuncias de “múltiples agresiones físicas” y una “máquina de silencio” para acallar sus duras acusaciones.
 

Lo cierto es que en las últimas horas la intérprete norteamericana reveló que hace poco más de un año sufrió un “derrame cerebral masivo” luego de una serie de desgracias familiares que la golpearon de lleno.

“Es dos de septiembre. Hace un año atrás tuve un derrame cerebral masivo. Antes de eso, había perdido a familiares muy queridos y amigos. Y a mi papá. Y luego a mi primo Wayne. Sin embargo y hasta ahora, soy una sobreviviente de esta vida traumática. Y sigo estando muy agradecida. Y sigo llena de fe, ¡y todavía estoy aquí!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Al mismo tiempo, Pauley Perrette compartió un sentido video con sus más de 700.000 seguidores en el que realizó un raconto de los grandes dramas que la tuvieron a maltraer en los últimos tiempos.
 

“¿Cuántas veces logré engañar a la muerte? En una oportunidad casi muero debido a un cuadro de alergia a la tintura para el pelo. También tengo alergia a varios alimentos. Y salí adelante luego de una violación y de sufrir violencia doméstica. Sufrí el ataque de una persona sin techo, que casi me mata, y sigo aquí”, indica la artista en el comienzo de la grabación.

Pese a todo lo vivido, Perrette cerró la filmación con un mensaje esperanzador. “Pasé por muchas cosas durante los últimos dos años. Cosas que resultaron más difíciles que sufrir un derrame. Pero sigo aquí. Y sigo agradecida. Y gracias a aquellos que son mis amigos. Gracias. Que Dios los bendiga. Sigo aquí”, concluyó.

Fuente: La 100