Con foco en el post 14-N y en un inicio del segundo tramo de mandato ya sin la asfixia de las restricciones pandémicas, Axel Kicillof avanza en el pulido de una estrategia de relanzamiento de gestión el mes próximo, que incluirá anuncios enmarcados en una profundización de la apuesta a la obra pública, la producción, la recuperación del empleo y la reactivación económica.

Una antesala de ese escenario quedará trazada esta semana, cuando el mandatario envíe a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2022 y la ley impositiva. La letra chica que ultima el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, contempla recursos en alza para educación, salud y seguridad, además de mayor progresividad en el sistema tributario.

 

Tras los comicios parlamentarios nacionales, en los cuales el Frente de Todos achicó la brecha de las PASO y cayó ante Juntos por el Cambio por 1,28 puntos, el gobernador reunió a su gabinete y al presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín (Verónica Magario no pudo estar presente) en la Casa de Gobierno. Allí pidió a los ministros que elaboren, área por área, programas de gestión de seis años y metas para ser desarrolladas en los próximos dos.

Desde el entorno del mandatario argumentaron que a la situación crítica de 2019 se sumó la dura erosión de la pandemia, por lo que los planes cambiaron y obligan a redireccionar el rumbo del gobierno y reformular ejes.

En esa línea, Kicillof encargó a su equipo informes pormenorizados sobre el avance de cuestiones estructurales en áreas como seguridad y grandes obras -como las viales o el dragado de la Cuenca del Salado-, así como trabajos en los puertos y parques industriales.

También les pidió que le detallen las acciones que planean implementar en materia de asfalto, luminarias, plazas, cloacas y arreglos en plazas y colegios. Y encargó un cronograma de inauguración de nuevas escuelas, del plan de mantenimiento y reformas para los hospitales públicos y de creación de centros de pronta atención de la salud.

Según trascendió de despachos locales, el mandatario aún no definió si hará un gran acto de relanzamiento de esas propuestas o si las desplegará de forma escalonada.

El relanzamiento de la gestión podría incluir además alguna nueva modificación en el esquema de gobierno, aunque recién luego de terminar de aceitar la letra chica de las nuevas medidas y los recursos asociados a las nuevas metas.



Fuente: Àmbito