El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tuvo un incidente con uno de sus discursos al perder el hilo e improvisar y mencionar al dibujo animado Peppa Pig. “Ayer fui, como todos debemos, al Peppa Pig World”, dijo sorpresivamente.

El jefe de Estado se dirigía a un grupo de empresarios para hablar de las políticas ecológicas del Reino Unido, sin embargo, se observa cómo en un momento Boris Johnson intenta buscar entre sus papeles el tema que abordaba y comienza a hablar sobre el viaje que hizo el fin de semana.

Boris Johnson habla de Peppa Pig en medio de un discurso - Minuto Argentina

Tras preguntar a los presentes si habían visitado el parque de Peppa Pig, Boris Johnson se mostró insatisfecho y comenzó a enumerar lo que más le gustó del temático lugar.

Es totalmente mi tipo de lugar. Tiene calles muy seguras, disciplina en las escuelas y los nuevos sistemas de transporte masivo.

Insólito: Boris Johnson perdió el hilo de su discurso y habló de Peppa Pig

Los dichos del primer ministro sorprendieron a los presentes que entre risas le siguieron el juego al funcionario, que calificó como una genialidad la serie animada.

¿Quién hubiera creído que un cerdo que parece un secador de pelo, que fue rechazado por la BBC, sería ahora exportado a 180 países?

Cuando Boris Johnson terminó su discurso, varios periodistas se le acercaron para preguntarle sobre la referencia que hizo al dibujo animado y, muy fiel a su estilo, dijo que era algo que quería contar y que necesitaba comparar con la realidad del Reino Unido.

La revolución industrial verde

Aunque muchos cuestionaron la comparación de Boris Johnson con el parque de Peppa Pig, la referencia del funcionario tenía que ver con un lugar que funciona sin el uso de combustibles fósiles. Sus pequeños vehículos son eléctricos, las calles lucen extremadamente limpias y los visitantes respetan las normas que se imponen.

El político se dirigía a los líderes empresariales para hablarles de la revolución industrial verde, con la que el gobierno ofrece menos regulaciones e impuestos a cambio de medidas sustentables.

En las últimas semanas, el británico ha enfrentado duras críticas por el manejo de la crisis entre legisladores, a quienes señalan de cobrar por segundos trabajos realizados fuera del parlamento, además de llevar a cabo políticas innecesarias en este momento.

Fuente: Minuto AR