Mauro Piñeyro fue abordado por cuatro malvivientes fuertemente armados. Los hampones viajaban a bordo de un Peugeot 207.

El vehículo de Piñeyro se encontraba estacionando fuera de su domicilio de la localidad bonaerense de Lanús. Los cacos se llevaron su teléfono celular, dinero en efectivo y documentos personales.

Según pudo saber Crónica, se trata de un banda delictiva que se encontraba en pleno raid delictivo. Al tratarse de profesionales, no atentaron contra la integridad del damnificado, pero si lo dejaron incomunicado. De esta manera, los delincuentes se aseguraron que la víctima no llamara a la Policía.