El periodista de La Nación Más Eduardo Feinmann difundió un falso comunicado que le atribuyó a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), gremio al que acusó de "golpista" por el mismo. El secretario general del ATE nacional, Rodolfo Aguiar, lo cruzó en las redes sociales y lo dejó en ridículo. 

En el falso comunicado, el sindicato supuestamente aseguraba estar dispuesto a "combatir y derribar el gobierno del presidente Javier Milei". "¡Golpistas!", escribió Feinmann en su cuenta de Twitter sobre el comunicado. Más temprano, ATE había advertido sobre la circulación de esa imagen, que avisaron que era falsa. 

Feinmann cayó en una insólita fake news y quedó en ridículo

"Señor Eduardo Feinmann, tenga cuidado con las fake news. Pueden engañar a cualquier desprevenido, pero a un periodista de su nivel no le debería pasar", comenzó su descargo Aguiar, y agregó: "No nos acuse de golpistas con tanta facilidad". 

Además, el secretario general de ATE expresó: "Quédese tranquilo, lo único que queremos es ejercer nuestro derecho constitucional de huelga para enfrentar las políticas de ajuste y despidos de este Gobierno. ¿Usted qué pensaría si por esta publicación nosotros decimos que se prestó para un operativo del poder? Cuando guste nos entrevista y se saca personalmente las dudas. Aunque no creo que eso pase, porque me parece que usted es de los que pesca siempre en su pecera". 

La fase 2 de Milei arrancó con represión y despidos de trabajadores

La Policía de la Ciudad reprimió y detuvo a dos trabajadores, que liberó por la noche, del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que protestaban el lunes en las puertas del instituto en rechazo de los 288 despidos. También fueron atacados y apretados dirigentes de ATE y la CTA Autónoma que acompañaron la manifestación.  

La protesta comenzó alrededor de las 9 de la mañana del primer día de la semana en la puerta del INTI colectora de la Avenida General Paz, en sentido al Riachuelo, entre Avenida Constituyentes y Avenida San Martín. Allí participaron organizaciones sociales, los partidos políticos de izquierda, organizaciones sindicales y organizaciones de derechos humanos. Efectivos de la Policía de la Ciudad se hicieron presentes en el lugar y reprimieron con palos y gases contra los manifestantes