Carlos Maslatón, el abogado liberal que se convirtió en uno de los personajes más virales del Mundial Qatar 2022 al intentar romper el récord de más partidos visto en una Copa del Mundo, denunció que fue proscripto por Javier Milei en su intención de competir en una PASO como candidato a presidente de La Libertad Avanza.

“A través de inequívocas declaraciones públicas en las últimas horas, Karina Milei y Javier Milei anunciaron que en La Libertad Avanza (LLA) no se admiten elecciones PASO para dirimir las candidaturas de este año. Dispusieron adicionalmente que yo debía retirarme del Movimiento y competir por afuera con lista propia. Confirmaron de este modo que LLA es de su propiedad y que no se practica democracia interna sino dictadura institucionalizada por ellos en contradicción total con los principios del liberalismo”, escribió en su furioso descargo Maslatón.

El abogado, fundador en 1982 de la mítica agrupación juvenil UPAU, el brazo universitario de la Ucedé, publicó su postura en Twitter. Allí es toda una celebridad, cuenta con más de 250 mil seguidores. En dicha carta sostuvo que la imposibilidad de dejarlo jugar en una interna consolida un proceso de purga “de naturaleza stalinista” cuyo objetivo es “expulsar a los dirigentes y militantes artífices de la exitosa construcción política de 2021”.

Carlos Maslatón de fondo en el acto de cierre de campaña Javier Milei en Parque Lezama, en septiembre de 2021. Foto Maxi Failla
Carlos Maslatón de fondo en el acto de cierre de campaña Javier Milei en Parque Lezama, en septiembre de 2021. Foto Maxi Failla

Para Maslatón, el aparato libertario que supieron levantar desde la irrupción de Milei en política fue ahora “reemplazado por el mecanismo actualmente vigente de venta de candidaturas por plata en las diferentes jurisdicciones”.

Y denunció: “Siempre que esto sucede en política es porque se privilegian los negocios y el enriquecimiento personal del jerarca para una campaña, quedando relegado el interés por el acceso real a las magistraturas nacionales”.

“Este sistema de corrupción, una suerte de concesión de monarca absoluto anterior al capitalismo que a cambio de dinero va creando ducados y condados para una nobleza servil explotadora del pueblo, fue complementada por el delirio sin precedentes de un Javier Milei dedicado a condicionar las visitas a las provincias a que los militantes de base de LLA reúnan millones en dinero para su bolsillo como si se tratara de conferencias pagas brindadas para empresarios ricos”, agregó.

Javier Milei y su hermana, Karina, la principal apuntada por Maslatón. Foto Rolando Andrade Stracuzzi
Javier Milei y su hermana, Karina, la principal apuntada por Maslatón. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

La pelea entre Milei y Maslatón no es nueva. De ser inseparables en la elección pasada al divorcio político hubo varios episodios que tuvieron como protagonista a una persona: Karina Milei, la hermana del diputado de La Libertad Avanza, a la que él mismo llama “El Jefe”. Maslatón la acusó de llenar el entorno del economista de dirigentes non sanctos y hasta la comparó con López Rega.

“Karina es (Carlos) Kikuchi y Kikuchi es Karina. A no engañarse. Isabel era López Rega y López Rega era Isabel. Nosotros, Avanzan los Aliados, somos el nacional-sindicalismo. El líder Milei (Perón) debe reaccionar. Antes de que el Eje Karina-Kikuchi lo lleve a la catástrofe irreversible”, escribió en sus redes, meses atrás, en junio, cuando de alguna forma comenzaba a vislumbrar este desenlace.

La replica de Milei ante el desplante de Maslatón en ese momento no demoró. Dijo que él jugaba en la Championes League y Maslatón era de “Primera D”, la última categoría del fútbol profesional argentino. La pelea pública continuó y Maslatón lanzó días después su precandidatura presidencial, desafiando a Milei a una PASO.

"Me preparé toda la vida para este momento", le dijo a Clarín el día que anunció su intención de competir contra Mieli. Lo que siguió fue más de lo mismo: fuertes críticas del abogado contra el diputado, que optó por responderle lo menos posible.

Tampoco lo hizo su hermana Karina, principal apuntada por Maslatón. Ello dejó en claro que la estrella tuitera no formaba parte del círculo aúlico de Milei, casi desterrándolo del lugar que alguna vez supo ocupar. "La mesa chica, es Carlos (Kikuchi), Karina y Javier. Yo soy los oídos de Javier, él habla y yo sé lo que quiere. Nadie lo conoce como yo. Después obviamente tenemos más gente en el equipo", le dijo a Clarín en una entrevista.

Kikuchi, ex asesor de prensa del exministro de Economía Domingo Cavallo, ingresó al armado de LLA el año pasado. Maslatón consideró en ese momento que era un infiltrado de Juntos x el Cambio para destruir el armado desde adentro.

En esa oportunidad, Karina también relativizó las internas libertarias. Admitió peleas, pero las minimizó. " Todo partido que empieza tiene ruidos, y nosotros crecimos muy rápido. Después las cosas se van acomodando. Ahora el desafío es estar en todo el país. Javier dijo que va a armar en cada lugar la gente pueda elegir una opción liberal".

Ahora, esas peleas estallaron por los aires con la denuncia pública de Maslatón, que cuestionó los sorteos que Milei hace mes a mes regalando su sueldo de diputado a un seguidor. “Es hecho demagógico destinado a tapar la verdadera corrupción política montada por él y su hermana consistente en la venta de ‘presencia’ y que constituye el fundamento real para la expulsión de militantes y la proscripción de las internas”.

javier Milei y su hermana Karina, junto a Carlos Kikuchi.
javier Milei y su hermana Karina, junto a Carlos Kikuchi.

“Javier Milei y Karina Milei saben que conmigo de candidato compitiéndoles en las PASO de agosto las listas se abren a la dirigencia real y que no se cobra ninguna candidatura sino que, por el contrario, es el cabeza presidencial el que busca los fondos para bancar a los que patrióticamente y por el triunfo de la libertad están dispuestos a trabajar por la recuperación de la República Argentina”, escribió Maslatón.

El abogado sostuvo que Milei esta viviendo un proceso de “degradación” y que hay dos factores que lo hacen negar la esencia del liberalismo. “Uno es rechazar la democracia como sistema político, bajo la influencia de Alberto Benegas Lynch un fascista del proceso militar de 1976 que lo convenció de que con la democracia el liberalismo no puede prosperar”, sostuvo.

“Otro es la obsesión de Milei de que sobrevenga hiperinflación y se destruya el país para así poder lucrar políticamente y quedar como el salvador mesiánico de la Argentina. Milei ha dejado de ser inclusive un analista económico capaz de reconocer pisos de mercado y las tendencias alcistas de la economía que se producen muchas veces con irrelevancia de los errores de los gobiernos”, agregó.

Carlos Maslatón, en el Mundial de Qatar 2022
Carlos Maslatón, en el Mundial de Qatar 2022

El lapidario texto de Maslatón apunta contra una de las banderas de Milei en campaña, la dolarización. “Milei ha quedado, en economía, a contramano de la realidad y lanzando propuestas de dolarización que él mismo sabe inaplicables en la actualidad y que solo pueden prosperar tras una hiperinflación licuadora o tras un crash deflacionista, ambas tragedias de grado muy superior a 1989 y a 2001 respectivamente y que no se van a producir en la Argentina de los próximos tiempos”.

Pero no renuncia a La Libertad Avanza, todo lo contrario. Reafirma que se queda en el partido político para denunciar desde adentro todo lo que volcó en su descargo. “Vencido el plazo concedido a la troika stalinista de LLA (Milei, Karina y Kikuchi) para la habilitación de las PASO en el Movimiento, es decir a las 2400 horas del 20/1/2023, ratifico que no armo proyecto político aparte, que no migro ni al eje socialista de Juntos por el Cambio ni al Frente de Todos”.

“Pese a la imposibilidad de competir, por lealtad a las ideas liberales originales de LLA y a la militancia que aún subsiste, me mantengo dentro de LLA enfrentado a la troika corrupta y políticamente suicida, que pelearé por la democracia interna, que ayudaré en campaña a los mejores candidatos de LLA y que por disciplina partidaria mi voto irá este año para LLA a no ser que Milei y Karina a último momento bajen listas para venderse a Juntos por el Cambio, lo que constituirá para mí un límite político y moral infranqueable”, sentenció, en tono de denuncia, ante un posible acuerdo dentro de la oposición.