El exesposo de Britney Spears, Jason Alexander, se coló a la boda de la cantante con Sam Asghari e intentó detener la ceremonia, según informó la policía de California, Estados Unidos.

"Fue detenido, esposado y me complace informar que fue arrestado. Afortunadamente, Britney está a salvo", aseguró Mathew S. Rosengart, abogado de la cantante

Luego, manifestó que está "enfurecido por este fallo de seguridad y estoy trabajando estrechamente con las fuerzas del orden para asegurar que sea procesado agresivamente con todo el peso de la ley".

Estaba todo preparado para comenzar con la ceremonia cuando los agentes del sheriff del condado de Ventura fueron alertados sobre una persona que intentaba ingresar a la mansión de Thousand Oaks.

Alexander golpeó a dos guardias de seguridad y luego fue detenido. Se le acusa por allanamiento de morada, agresión y vandalismo.

La cantante y Alexander eran amigos de la infancia y en 2004 se casaron en Las Vegas. El matrimonio duró apenas 55 horas y fue anulado por la justicia.

Fuente: C5N