El proyecto de ley del oficialismo que fija un nuevo piso de 150 mil pesos de remuneración mensual para empezar a pagar el impuesto a las Ganancias se convertirá en la primera victoria política y parlamentaria del Frente de Todos. Será a primera norma que se sancione en el periodo de sesiones ordinarias que el presidente Alberto Fernández abrirá con su discurso ante la Asamblea Legislativa el próximo 1 de marzo. La iniciativa que fue presentada por Sergio Massa ya cuenta, antes de comenzar el debate, con el respaldo de los bloques opositores que, pese a algunos reparos, no se animarán a votar en contra. La norma comenzará a ser debatida esta semana en la Cámara de Diputados.

En un año electoral el oficialismo le arrebatará a la oposición una de sus banderas preferidas de cara a la campaña, la suba del mínimo no imponible del impuesto a la Ganancias. Un dulce que macristas y radicales le suelen ofrecer a la clase media en tiempo electorales. Más allá de los números que marque el tablero de cada uno de los recintos al finalizar los debates, el Frente de Todos consumará su triunfo político cuando los representantes de Juntos por el Cambio acompañen el texto y al mismo tiempo asuman la impericia de no haber podido modificar el tributo durante los cuatro años en los que gobernó Cambiemos.

“La mejor ley, es la ley que se puede sacar”, es por estás horas el argumento más escuchado dentro del bloque del Frente de Todos. Algunos de los legisladores, sobre todo aquellos que más trabajan en temas económicos, señalan que el texto mejora la condición de un gran porcentaje de asalariados, pero no resuelve el problema. Más allá de esto nadie remarcará las falencias, dentro del bloque de oficialismo en Diputados ya se trabaja para el texto llegue al recinto con algunas modificaciones. El cambio de las escalas y la fórmula de actualización serán los ejes del debate que se dará dentro del bloque.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda presidida por Carlos Heller será la encargada de conducir el debate en la Cámara baja. La intención del oficialismo es realizar solo dos reuniones antes de llevar el texto al recinto. En la primera expondrán los funcionarios del Poder Ejecutivo, en la segunda se llevará a cabo el debate entre los legisladores. De esta manera el proyecto sería tratado por el pleno del cuerpo la primera semana de marzo.

El debate por el impuesto a las Ganancias revitalizó la relación entre los Moyano y Sergio Massa. La discusión sobre el tributo que pagan los trabajadores en relación de dependencia es algo que los une desde 2013. “En esta discusión con Sergio somos socios hace años”, recuerdan desde el entorno de los sindicalistas. Por eso no hizo falta una reunión, bastó un llamado por teléfono y una larga charla. Massa se mostró receptivo e incluso acordó con algunos de los puntos que Facundo Moyano le señaló que eran necesarios modificar. En ese marco acordaron una reunión que se llevará a cabo mañana y en la que participarán todos los diputados del Frente de Todos de extracción sindical.

Más allá del encuentro que se concretará en el despacho del Presidente de la Cámara baja, Moyano presentará, también mañana, formalmente su proyecto de reforma al impuesto a las Ganancias. busca dejar afuera del computo para el pago del tributo al aguinaldo, las horas suplementarias, el adicional por horas nocturnas, el pago de los feriados obligatorios y días no laborables trabajados, los adicionales por productividad, eficiencia, zona, desarraigo, realización de trabajos penosos, peligrosos o insalubres, y las Indemnizaciones legales o convencionales derivadas de la relación laboral. La iniciativa planteará una doble deducción para hogares monoparentales y deducciones no solo por cónyuges, sino también por concubinos.

En tanto, para la actualización del tributo lo que plantea el proyecto de Moyano es que todas las escalas quedarán sujetas a la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) y a la inflación medida por Indec, no sólo el mínimo no imponible. El objetivo es asegurar que luego de la elevación del mínimo no imponible no entren más trabajadores al pago de ganancias.

Lo que plantarán los diputados con origen sindical en la reunión que encabezará Sergio Massa será que si bien entienden el esfuerzo fiscal que supone la modificación del mínimo no imponible, el texto que impulsa el Ejecutivo no resuelve el problema. 

Fuente: Pagina/12