Almeda Hardwick tiene 77 años y acaba de celebrar su sexto aniversario con su marido, un muchacho de nombre Gary y de jóvenes 23 años. Más allá de todos los prejuicios que encontraron en su camino a lo largo de sus años de relación, aseguran que su amor avanza a paso firme y que entre ambos "hay amor y sexo excelente".

La pareja es oriunda de  Estados Unidos y se conocieron en 2015 en el funeral de uno de los hijos de Almeda, y el flechazo fue instantáneo: “Él es el indicado”, pensó ella rápidamente. En ese momento, ella tenía 71 y él 17, lo que da la módica suma de 53 años de diferencia pero que nunca significaron una barrera entre ellos, sino todo lo contrario.

Según consigna el medio Daily Mail, Gary se define como un hombre “muy maduro para su edad”, y contó que siempre se sintió atraído por mujeres mayores a él. Es más, antes de su actual esposa, tenía un vínculo con una mujer también de edad superior a los 70 años, pese a que todavía era menor de edad. "Nunca me atrajeron las mujeres más jóvenes. Incluso cuando tenía 13 o 14 años, siempre gustaban las mayores. Mi temor fue cuando le dije a mi abuela, quien me crió, y no sabía cómo lo tomaría. Pero ella nos aceptó", comentó.

A solo dos semanas de conocerse, Gary le pidió matrimonio a Almeda, quien aceptó al instante. Previamente a consumar la ceremonia, le pidieron la bendición a Tammy, mamá de Gary, por entonces de 48 años, y a su abuela Carolyn, con 71. Finalmente se casaron el 26 de octubre de 2015 cuando él ya había alcanzado los 18 años.

Posteriormente, se mudaron a la casa de Almeda, en donde convivieron con uno de los nietos de ella, tres años mayor que Gary. "Hay amor y sexo excelente", aseguran, desnudando completamente su intimidad y dando por tierra cualquier tipo de preconcepto.

La pareja no solo disfruta de lo sentimental y lo sexual sino que se divierten mucho, por ejemplo con las redes sociales. Con motivo de su aniversario, en esta oportunidad él hizo un video en TikTok con los momentos más emotivos de la pareja desde que se conocieron: "Muchos años más maravillosos por venir", escribió junto al montaje.

Con respecto a su matrimonio anterior, Almeda contó que estuvo casada por 43 años pero que “no tenía mucho contacto físico” con su primer marido, con quien tuvo cuatro hijos y seis nietos. "No hubo muchas cosas de besos y abrazos... nada romántico", relató en un video en su canal de Youtube.

En contraposición, contó: "Mi relación actual es un torbellino. Siempre nos felicitamos, nos besamos. Estamos disfrutando de nuestra relación. Cuando conoces a esa persona perfecta, es cuando sabes que no quieres perder ese sentimiento".

En su cuenta de TikTok, Gary dedica la mayoría de sus posteos a su esposa Almeda. Entre ellos, uno muy especial para San Valentín: "Celebro nuestro amor y agradezco a Dios por enviarme a mi ángel, mi alma gemela todos los días". 

Y continuó destacando a la mujer y agradeciendo tenerla a su lado: "Eres una esposa increíble en todos los sentidos. Me apoyas en todo lo que hago, me muestras amor incondicional todos los días y siempre me haces reír y sonreír pase lo que pase. Realmente eres lo mejor mi amor. Gracias por todo lo que haces bebé. Siempre estaré agradecido de ser tu marido".

La pareja esperó hasta la noche de bodas para tener sexo y, en ese sentido, se describieron mutuamente como un “amante maravilloso”, contó el mismo medio. Para quienes pueden llegar a estar preguntándoselo, Gary asegura: "Nunca siento que me estoy perdiendo nada por estar casado con Almeda".

Fuente: Crónica