La asesora presidencial Cecilia Nicolini confirmó que el Gobierno amenazó hace dos semanas a Rusia con cancelar el contrato de provisión de la vacuna Sputnik por las demoras en la provisión de las segundas dosis, en una inédita escalada de la tensión bilateral.

"Estamos en una situación muy crítica", le advirtió Nicolini a una autoridad del Fondo Ruso de Inversión Directa. Lo hizo en momentos en que el Gobierno estaba sometido a una fuerte presión pública por las millones de personas que esperan la segunda dosis de la vacuna rusa.

Fuente: LPO