El Gobierno de Australia canceló este viernes por segunda vez el visado del número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, que será detenido el sábado a la espera de que se celebre este fin de semana una vista judicial en la que intentará evitar su deportación.

Tras varios días estudiando el caso, el ministro de Inmigración, Alex Hawke, decidió hoy volver a cancelar el visado de Djokovic con la intención de expulsarlo del país, lo que también podría implicar la prohibición de volver durante tres años a Australia. Djokovic se encuentra en Melbourne, donde se celebrará el Australian Open, el primero de los cuatro grand slam del circuito ATP. 

Si bien quedará detenido, Djokovic no podrá ser deportado hasta que se complete el proceso judicial que lo involucra, en una carrera contrarreloj con el Abierto, que comienza el 17 de enero. El tenista se reunirá con sus abogados bajo la supervisión de agentes de aduanas durante el sábado, mismo día en que el Tribunal Federal de Australia deberá ver el caso en una "vista de emergencia". Fue el juez Anthony Kelly del Tribunal del Circuito Federal quien adelantó que el caso será elevado a la instancia superior.

Djokovic no solo es el actual tenista número 1 del ranking ATP, además ostenta 9 títulos en Australia y este año planeaba buscar el décimo para convertirse a su vez en la única raqueta en conquistar 21 títulos en grand slams. 

Fuente: El Destape