La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, protagonizó un momento donde se molestó con la oposición durante la primera sesión de presencialidad plena en el Senado desde el 12 de marzo del 2020. En ella, comenzada cerca de las 14.30, el objetivo era discutir un proyecto de declaración contra Chile por su disposición de extender los límites de la plataforma marítima.

Cabe recordar que fue la primera con el recinto completo tras los 35 debates realizados de forma virtual y en el recinto durante los meses anteriores de la pandemia del COVID-19 con mayor cantidad de casos. Pero, más allá de esto, la molestia de la vicepresidenta surgió cuando se votó el decreto que prorrogó las sesiones en modalidad remota y el posterior que encomienda la realización de sesiones de forma presencial: con 41 afirmativos y 20 negativos. "Acá (José) Mayans apunta que la votación obtenida en la rectificación de ambos decretos implica los dos tercios de los presentes. Está buena la aclaración, gracias", expresó la expresidenta.

En ese momento, el senador Humberto Schiavoni, de Juntos por el Cambio de Misiones, pidió la palabra. "¿Va a plantear una cuestión de privilegio? No, mire, se llama preclusión en términos procesales, pasó la etapa", le avisó pero luego lo autorizó. Allí, antes de que el senador comenzara hablar, dijo en voz baja y lanzó una mueca: "Parecen gallinas". Schiavoni solo expresó: "Solo para aclarar que el reglamento, en el artículo 227, dice ‘de los miembros del senado’ no de los presentes. No alcanzamos esos dos tercios, solo para eso".

 

Con la vuelta a la presencialidad, los senadores y las senadoras, junto a los secretarios parlamentarios y asesores, debieron seguir distintos protocolos como estar con barbijo en cada una de sus bancas, tener disponible alcohol en gel y ser testeados a una prueba de antígenos en un procedimiento sanitario que se realizó en el salón Arturo Illia del primer piso del Palacio Legislativo. Además, tienen prohibido circular por los pasillos del Senado.

Durante el día, la vicepresidenta Cristina Kirchner se mostró activa también a través de sus redes sociales cuando decidió cruzar duramente al ex presidenta Mauricio Macri. "La verdad, no se si reírme por lo de Macri dando clases o llorar por su burla a la Justicia", escribió en su cuenta oficial de Twitter al conocer que el líder del PRO dará clases en Estados Unidos pese a que debería estar en el país dando explicaciones ante la Justicia por la causa de espionaje a familiares de los tripulantes del ARA San Juan.
 


Fuente: El Destape