Ante el avance del COVID-19 en la Argentina, la ciencia sigue dando pasos certeros para detener la propagación del virus y en nuestro país se aprobó el ensayo clínico en fase III de una nueva vacuna de origen vegetal contra la enfermedad producida por la empresa biofarmacéutica canadiense Medicago, en asociación con la británica GlaxoSmithKline.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó este último martes el proceso de recopilación de datos sobre su eficacia y seguridad y es por eso que buscan al menos a 5.000 voluntarios en Argentina. Ya se realizó el ensayo clínico con 25.000 personas de México, Perú, Colombia, Estados Unidos y Canadá, entre otros países.
 

Cómo funciona la vacuna de origen vegetal Medicago 

A diferencia de las otras inoculaciones, esta vacuna es de origen vegetal, en combinación con el adyuvante pandémico de GSK. Esto quiere decir que es llevada a cabo con una tecnología basada en plantas vivas como biorreactores para reproducir una partícula no infecciosa, que simula el virus al que se busca neutralizar. A esta se las conoce como "partículas similares a virus" (VLP por sus siglas en inglés).

La empresa farmacéutica canadiense que produce esta nueva vacuna ya es productora de esta terapias derivadas de plantas. En esta nueva experimentación, se utilizó plantas de Nicotina benthamiana, que es el hospedador experimental más usado en virología vegetal.

 

Lo que se destaca de estas nuevas vacunas de origen vegetal que se pueden almacenar en refrigeradores, algo clave para el avance de las campañas de vacunación en los países en desarrollo que no cuentan con los recursos necesarios para almacenar las vacunas que en su mayoría deben mantenerse en temperaturas bajo cero.

En este marco, las compañías compartieron los resultados preliminares de la vacuna de origen vegetal. "Estos resultados son parte del estudio de Fase 2/3 en curso y reiteran el perfil prometedor observado durante las pruebas de Fase 1. La inmunogenicidad, medida por el título de anticuerpos neutralizantes, fue alta", aseguraron. 

La vicepresidenta ejecutiva de Asuntos Científicos y Médicos de Medicago, Nathalie Landry, expresó su emoción por ver resultados tan positivos de los datos de la Fase 2. "Después de dos dosis, la vacuna candidata con adyuvante indujo fuertes respuestas inmunitarias celulares y de anticuerpos neutralizantes en todos los sujetos, independientemente de su edad ", ratificó.

"Estos resultados nos dan confianza a medida que continuamos avanzando con nuestro ensayo clínico de fase 3", agregó. La ejecutiva espera que esta vacuna sea una nueva herramienta en la lucha global contra Covid-19, particularmente "cuando la protección cruzada emerge como una consideración importante en los esfuerzos de vacunación en todo el mundo".

Por su parte, el director médico de GSK Vaccines, Thomas Breuer, también se mostró expectante con ver que los resultados sugieren una respuesta inmune muy fuerte. "Ahora esperamos con interés el resultado del ensayo de fase 3 en curso de esta vacuna candidata estable al refrigerador como el próximo paso adelante en nuestra contribución a la respuesta mundial a la pandemia", sostuvo.

 

El ensayo de fase III de la vacuna, en tanto, fue puesta en marchar el pasado 16 de marzo. Los ensayos actualmente se están realizando a individuos en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y Brasil, y se espera que en las próximas semanas incorporen más ciudades.

Cómo ser candidato para la nueva vacuna de origen vegetal

Es así que, en Argentina se está avanzando en el ensayo clínico de fase III y para esto los voluntarios deberán cumplir con los siguientes requisitos:

 tener de 18 a 59 años, 

no haber tenido coronavirus, 

no haber recibido otra vacuna ni formar parte de otros ensayos clínico, 

y podrán tener o no otras enfermedades de base o comorbilidades.

En el proceso, una parte recibirá la vacuna y otra el placebo, que luego, en caso de aprobarse, todos serán vacunados por las dos dosis ya que esta vacuna, como la mayoría, necesita ser aplicada dos veces con con un intervalo de tres semanas.

Fuente: El Destape