Una Ferrari modelo F430 F1 fue incautada este lunes 9 de mayo por la Aduana uruguaya mientras atravesaba sobre un camión de auxilio el puente fronterizo que comunica el departamento de Fray Bentos con Gualeguaychú, Entre Ríos. Se trata de un modelo 2007, valuado aproximadamente en 130.000 dólares, cuyo propietario sería el ex arquero de Peñarol y de la Selección Argentina, Pablo Cavallero.

El indicio que despertó la alarma en las autoridades de la Aduana fue que el automóvil tenía la matrícula tapada con una cinta negra, y lo mismo ocurría con el logo de la marca. A raíz de dichas irregularidades, se ordenó detener el camión que transportaba el coche de alta gama hacia Argentina y se solicitó la documentación pertinente.

Tras determinar que el permiso de admisión se encontraba vencido, las autoridades de la Aduana procedieron a la incautación del auto. Según confirmó la Dirección Nacional de Aduanas del país vecino, la chapa correspondía a España y contaba con una autorización de ingreso en el Mercosur que había expirado cuatro años atrás.

Un operativo similar determinó esta semana la incautación de un Chevrolet en Montevideo. El informe del caso revela que el coche fue hallado en la vía pública “en presunta violación al Decreto 92/2018 Normas para la Circulación de Vehículos de Turistas, Particulares y de Alquiler en los Estados partes del Mercosur”, detallaron fuentes de la Aduana.

El vehículo tenía chapa paraguaya y su valor en el mercado se aproxima a 50.000 dólares.

Antecedentes de operaciones de contrabando

La Policía uruguaya detuvo en marzo a un total de 17 individuos presuntamente involucrados en maniobras con autos robados y posteriormente contrabandeados desde Brasil. Entre los detenidos se hallaron seis funcionarios municipales del área de Tránsito de la Intendencia de Cerro Largo, departamento que limita con la frontera brasileña al este del país, de acuerdo con el informe de la Fiscalía.

La Dirección de Contralor Vehicular de la Intendencia de Montevideo presentó la denuncia en noviembre de 2021, lo cual motivó el avance de la investigación del caso.

Luego de los allanamientos en Melo, Ciudad de la Costa, Piriápolis y Montevideo se procedió a la detención de las 17 personas, quienes fueron trasladados a Melo para ser juzgados.

La investigación detectó unos cien vehículos que, de acuerdo con los análisis preliminares, cruzaban la frontera desde Brasil y se legalizaban en Uruguay, según comunicó el diario El País.

El operativo terminó con la incautación de 21 vehículos (ocho autos y 13 motos con un valor superior a los US$ 500.000) y la formalización de nueve personas por falsificación de documentos, fraude y lavado de activos.

Cinco de los imputados están cumpliendo prisión preventiva, mientras el resto permanece bajo arresto domiciliario.

Fuente: Perfil