Cada vez que José Luis Chilavert decide hablar, suele apuntar sus filosas declaraciones contra reconocidos personajes del ambiente del fútbol. Esta vez, sus "víctimas" fueron Diego Armando Maradona y Oscar Ruggeri.

“Hicimos una reunión en el club Corinthians de Brasil. La finalidad era denunciar las cosas mal hechas dentro de la Conmebol para defender a los futbolistas. De ese grupo que fuimos a pelear, gracias a nuestras denuncias, salieron las detenciones de los dirigentes que ahora están presos”, comenzó diciendo el ex arquero paraguayo en diálogo con Unanimo Deportes.

Además, dio su opinión sobre lo que piensa de la Conmebol: “Sigue siendo la misma horda de corrupción. Están presos en Estados Unidos o con arresto domiciliario”, expresó.

Fuente: Depo