Una constancia digital de la embajada argentina en Bolivia ratifica la nota de agradecimiento que envió la Fuerza Aérea de ese país por la provisión de elementos represivos durante el golpe de Estado de noviembre de 2019 y echa por tierra las desmentidas. Es la tercera prueba concurrente de que el gobierno de Mauricio Macri participó activamente de la represión que siguió al derrocamiento de Evo Morales, luego de que se diera a conocer la existencia de esa carta y una verificación del vuelo de un Hércules que viajó a La Paz en las fechas indicadas.

Se trata de un recibido que aún figura en el sistema de la embajada y al que pudo acceder El Destape. Está fechado el 14 de noviembre de 2019, cuatro días después del golpe y uno después de la llegada a Bolivia del avión con el arsenal enviado desde Buenos Aires. El remitente es Fuerza Aérea Boliviana y en el detalle figura como referencia la leyenda “Agradecimiento por material bélico donado por Argentina”. La evidencia, recabada por personal diplomático, confirma la denuncia hecha por el gobierno de Luis Arce en la noche del jueves.

Ahora existen tres piezas que dan cuenta de la participación del gobierno argentino en el golpe de Estado. En primer lugar, la carta firmada por el comandante general de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Terceros Lara, que presentaron las autoridades de ese país a la hora de hacer la denuncia. En segundo lugar, la verificación del vuelo denunciado, según consta en las actas que dio a conocer el ministro de Defensa, Agustín Rossi. Por último (al menos al momento) la constatación digital del recibido de la nota de Terceros Lara en la embajada. Se cierra el círculo.

La novedad echó por tierra la desmentida que intentó el entonces embajador argentino en Bolivia y actual ministro de Trabajo de Gerardo Morales en Jujuy, Normando Alvarez García, que había dado a conocer hoy mismo un comunicado donde aseguraba: “En ningún momento la Embajada Argentina en Bolivia cuando yo la presidía recibió ningún pedido de esta índole y la nota publicada nunca fue recibida por mí”. También debilita los argumentos de Terceros Lara, que asegura que nunca escribió esa carta y que no es su firma la que aparece al pie del documento.

Fuente: El Destape