"Zurdo de mierda", "sorete", "gusano", "pelado asqueroso" fueron solo algunos de los insultos que esta semana le profirió el cada día más caricaturesco Javier Milei al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Fue en el marco de una entrevista en la que el anarcoliberal, precandidato a diputado nacional por CABA, también amenazó al intendente con "aplastarlo aún en silla de ruedas", y otros improperios que lo mostraron más descolocado de lo habitual.

Más allá del mediático circo de freaks que parece representar Javier Milei (socio político de José Luis Espert aunque por ahora bajo sellos de goma distintos), sus insultos y amenazas adquieren relieve especial justamente por quién salió a subrayar al economista. Nada menos que Patricia Bullrich, titular del PRO y por ahora parte del mismo espacio junto a Larreta, quien luego del sketch siniestro de Milei afirmó que se trata de "un candidato interesante".

"Me parece que Milei es un candidato interesante. No estoy contra Milei ni tengo nada contra Milei, me parece un candidato interesante", señaló Bullrich en diálogo con la señal TN. Y agregó, con gesto neutro: "Vos me preguntaste a quién votaría. Yo te digo a Vidal(sic)". En el mismo marco evitó responder sobre a quien podrían votar sus seguidores, en virtud del encono que existe en una parte de Juntos con la figura de María Eugenia Vidal por no haber aceptado competir en provincia de Buenos Aires.

Y reiteró Patricia Bullrich: "A mi me parece un candidato interesante, Milei". Luego de eso ensayó una serie de elogios al economista que en la interna de Juntos se leyeron como un llamado solapado a votar por él en lugar de hacerlo por la lista de su partido que encabeza Vidal.

"Él ha puesto... un debate... sin... eh... sin tener vergüenza. Y a mi me parece un debate sin vergüenza... decir ´yo defiendo el liberalismo, defiendo la libertad´...  me parece bueno, me parece sincero. Entonces, me parece bien lo que está haciendo Milei, me parece que aporta a un debate de ideas que a la Argentina le hace bien, así que... yo no tengo... yo... yo... no estoy... eh... no hago nada en el... me parece que todo debate de ideas que sea claro y concreto me parece importante e interesante", dijo, como pudo, Bullrich.

La declaración de la exministra de Seguridad cayó como un balde de agua helada en el espacio que lidera Rodríguez Larreta y sobre todo en la exgobernadora bonaerense, que esperaba juego limpio de parte de su más clara enemiga en la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, el intendente porteño respondió a los ataques de Milei con la carta que empezó a jugar cuando decidió lanzarse como candidato presidencial con miras a 2023; la del fin de "la grieta".

“Sin comentarios. Es un nivel de agresión que... olvidate. No pienso engancharme en estas cosas. La Argentina necesita lo contrario”, declaró al ser consultado por radio Mitre sobre el tema.

Fuente: Infonews