El presidente Alberto Fernández dijo que "hay una voluntad de demonizar a Cristina Kirchner y perjudicar al gobierno mostrando a Cristina como un demonio que no es".

En declaraciones a la FM Radio Con Vos, el mandatario indicó: "Si algo sale mal, échenme la culpa a mí, pero no a Cristina". Además, sostuvo que "sería muy injusto" con la vicepresidenta "si dijera que ella me impone posiciones".

El jefe de Estado negó que la decisión de expropiar Vicentin haya sido de la vicepresidenta y analizó que en la Argentina buscan demonizar a Cristina Kirchner como una práctica política. 

El mandatario además dio su opinión sobre la figura de Cristina Kirchner: "No fue una presidenta más. Ha dejado gente que la quiere y ha dejado gente que no la quiere y es un personaje muy, me sale la palabra polémico, tal vez sea válida dentro de la política Argentina, porque hay sectores muy reactivos a ella. Lo que si tengo claro es que hay una voluntad de demonizarla".

El mandatario sostuvo que cree en la inversión privada y que decidieron expropiar la empresa Vicentin porque estaba quebrada. "Nadie puede pensar que queremos quedarnos con las empresas privadas", manifestó. 

 

Alberto dejó pedaleando en el aire al gorila de Tenembaum hablando sobre Vicentin

Fuente: El destape