Cecilia Borel, pareja del histórico vocero de Mauricio Macri, Iván Pavlovsky, confesó que el expresidente metía presos a opositores. Esta declaración se da en el medio del debate que volvió a la escena política por declaraciones de jueces y juezas que confirmaron las presiones de la mesa judicial del gobierno de Cambiemos para encarcelar a dirigentes kirchneristas y a la hoy vicepresidenta Cristina Kirchner.

Pavlovsky es de las personas que más secretos sabe sobre la vida y obra de Macri. Lo acompaña hace más de 30 años en la gestión del dirigente PRO, tanto como diputado, jefe de gobierno porteño y luego como mandatario nacional. 

Estuvo casado con la ex Secretaria de Infraestructura Urbana, Marina Klemensiewicz, pero luego se separó. Hace años está de novio con Borel, quien fue asesora del vocero de Macri durante los 4 años que estuvo en la Casa Rosada. Hoy ella es asesora del Comité de Seguridad del Fútbol en Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 

 

Cecilia Borel on Twitter

Días atrás, la periodista aseguró que el aislamiento de Villa Azul tras un importante brote de casos de coronavirus era "estigmatizante" y tuvo un fuerte entredicho con el funcionario, quien le recalcó la importancia de la medida sanitaria y cuestionó que mientras ella se encontraba "calentita en el estudio", el Estado actuaba para controlar la situación y proveer de alimentos y recursos básicos a los damnificados. El barrio ubicado entre los partidos de Avellaneda y Quilmes se encuentra cerrado para la entrada y salida de personas.

Al regresar al piso, Duggan no se pudo contener y lanzó: "Lo de Cristina Pérez es tan lamentable ¿Cómo se puede estar en un medio de comunicación y decir esa pavada? Hablar en contra de una medida sanitaria diciendo que es estigmatizante que te encierren".

Acto seguido, apoyó la respuesta de Berni contra la conductora y consideró que "ella es una ignorante, nunca pisó el Conurbano, no tiene la más remota idea de nada". "¡No se puede ser tan burro!", disparó.

Por último, volvió a subrayar que la decisión del gobierno bonaerense es "una medida sanitaria que es para evitar muertes, no para estigmatizar a nadie".  Y sentenció: "El fanatismo opositor de Cristina Pérez realmente le nubla la cabeza, pobre".