Ipso facto, el genio de Aníbal encontró el resquicio y aprovechando ese huequito que la ex Oficina Anticorrupción dejó al descubierto, se la clavó al ángulo y la dejó al borde del infarto masivo

 

Tweet de Aníbal Fernández

Fuente: Info135