Majul inició su defensa con una amenaza a periodistas honestos y de paso abrió el abanico para que todas las causas de espionaje ilegal pasen a Comodoro Py o al designado fiscal Diego Iglesias de fuertes vínculos con la embajada de EE UU y la DEA. Iglesias fue nombrado por Casal.

De esta forma toda la instrucción que realice la Fiscalía Federal de Lomas y el juez Augé podría caer en la Cámara de Apelaciones de La Plata donde está Iglesias puesto a dedo por el procurador interino eterno Eduardo Casal. Iglesias es muy cercano a Patricia Bullrich. Sigamos.

Lo propio podría suceder con el expediente del "Renacido II", Federico Villena. Sugiero que los letrados de Cristina Kirchner recusen al fiscal Iglesias cuya designación pasó por encima de la fiscal de la jurisdiccion Russo. Para colmo, Casal protege al fiscal procesado Stornelli.

Majul está desesperado para que los medios y periodistas que no fuimos cómplices como él del saqueo de la Argentina dejemos de informar sobre sus vínculos con la banda de la AFI de Alan Ruiz, Susana Martinengo y Darío Nieto. Todos los caminos conducen a Macri y Peña Braun.

Iglesías viajó tantas veces a EE UU y tiene tantas fotos en la embajada que podría llenar un mural. Eso solo lo inhabilita para trabajar con independencia. Fue muy notable su actuación estelar en el caso Piedrahita que contó con una comparsa de bailarines mediáticos y la DEA.

La idea de Majul es que Iglesias, Casal, y el buscador de fósiles de la Patagonia Guillermo Marijuan lo salven de lo que viene. Majul dejó el periodismo real hace muchos años. Su generación quiso ser García Lupo pero fue Lugones el de la picana. No el poeta. Una pena.

Majul usó informes ilegales de la AFI y el sistema de Monitoreo Urbano del Ministerio de Seguridad de la Ciudad para hacer su programa contra Hugo y Pablo Moyano. O sea: los recursos del Estado para beneficio propio. La AFI macrista le armó esa fantochada infame de victimización.

Como coartada, Majul dijo que los vídeos del barrio de San Cristóbal fueron realizados "por vecinos". Una mentira. El grupo de tareas de la AFI encabezado por Alan Ruiz -detenido por espiar a CFK y al Patria- salió a lanchar media ciudad para "La Cornisa". Un Watergate al revés.

 

Juan Alonso on Twitter