El sábado pasado comenzaron a regir las nuevas medidas del Gobierno nacional para frenar los contagios de coronavirus. Se dispuso un confinamiento estricto hasta el 31 de mayo y se prohibió el turismo en todo el país. Según varios funcionarios nacionales, la normativa tuvo altos niveles de adhesión, aunque la Provincia de Córdoba parece haber sido la excepción.

La policía de la provincia informó hoy los datos del fin de semana, que arrojaron un total de 130 fiestas clandestinas desarticuladas y al menos 82 detenidos por violar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) elaborado por el presidente Alberto Fernández. Se trata apenas de los encuentros registrados hasta ayer a la tarde, por lo cual podrían conocerse más en los próximos días.

Mientras Córdoba atraviesa cifras alarmantes en lo que respecta a la pandemia, con un promedio de contagios diario superior a 3 mil personas, la sociedad civil no comprendió satisfactoriamente la gravedad de la situación. De las 9.944 personas y 7.053 vehículos controlados, se labraron 754 multas por incumplimiento a la ley 10.702.

Una de las fiestas que más llamó la atención tuvo lugar en la localidad de Río Cuarto. Unas 300 personas se reunieron en un evento que en principio parecía organizado con anterioridad. Una mujer de 40 años, identificada como la organizadora, fue detenida e imputada.

Qué dice la ley 10.702

La Legislación de la Provincia de Córdoba impone, mediante la ley 10.702, un Régimen Sancionatorio Excepcional de Emergencia Sanitaria COVID 19. Allí, establece multas económicas para “toda persona humana o jurídica que incumpla alguno de los Protocolos de Actuación, Disposiciones y Resoluciones del Centro de Operaciones de Emergencia Central (COE) dentro del territorio de la Provincia de Córdoba”.

En la resolución se establece un cuadro tarifario para infracciones de toda índole, que van desde los 5 mil hasta los 300 mil pesos.

Confinamiento estricto: qué restricciones están vigentes en el país

En un intento de paralizar el avance de la segunda ola de coronavirus, el Gobierno nacional estableció un confinamiento estricto de nueve días en las zonas más afectadas del país. En ese sentido, la circulación en la vía pública de cercanía está habilitada entre las 6 y las 18 horas, ya que luego de ese horario solo podrán transitar por las calles las personas que estén autorizadas. Con respecto a los comercios, solo los negocios esenciales pueden funcionar bajo estrictos protocolos. Los gastronómicos, por su parte, solo podrán trabajar con la modalidad de delivery o comida para llevar. Las clases se darán de manera virtual, a excepción de la Ciudad de Buenos Aires, que no dictará clases bajo ninguna modalidad. Una vez finalizado este período, se reestablecerán las medidas preventivas que estuvieron vigentes hasta el viernes 21 de mayo. Sin embargo, durante el fin de semana del 5 y 6 de junio volverá a implementarse un confinamiento estricto.

Fuente: Minuto AR