En el marco de las graves situaciones que atraviesa América Latina, que incluyen desde las manifestaciones en Chile reprimidas de forma violenta por la gestión de Sebastián Piñera hasta el golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia y el posterior gobierno de facto, una consultora realizó un sondeo que arrojó que el 83,4% de los bonaerenses se encuentra preocupado por la situación política que atraviesa la región.

Se trata de un trabajo de Proyección Consultores, en el que se relevaron 939 casos entre el 14 y el 22 de noviembre, con un margen de error de 3,5%. En ese estudio, el 48,2% de las personas encuestadas considera que le preocupa mucho la situación que atraviesan los países de la región, mientras que al 19,9% le preocupa bastante y a un 15,3% le preocupa algo. Por último, a quienes les preocupa poco y nada la situación cierran la grilla con el 12,1% y el 4,6%.

Sin embargo, los datos más interesantes del sondeo surgen del cruce de los tópicos abordados con la información acerca de con qué espacio político se identifican o votaron los encuestados entre las coaliciones políticas mayoritarias en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

En primer lugar, la preocupación por la situación que atraviesa la región es prácticamente absoluta en los votantes del Frente de Todos (94,1%), mientras que en el caso de quienes votaron a Mauricio Macri el porcentaje cae casi un 30% (66,9%).

 

 

En clara coincidencia con lo anterior, el dato más preocupante del sondeo realizado por Proyección Consultores tiene que ver con qué piensan los votantes macristas acerca de la legitimidad de los golpes de Estado: el 74,8% de los encuestados en la provincia de Buenos Aires que votaron por Juntos por el Cambio está a favor de que las Fuerzas Armadas intervengan gobiernos constitucionales, ya sea ante crisis institucionales, hechos de corrupción, mal manejo de la economía, fraude electoral o falta de representación.

Por el contrario, casi el 90% de los votantes bonaerenses del Frente de Todos (FdT) se oponen a la intervención de militares o fuerzas de seguridad en cualquier caso. Sólo el 25,3% de los electores del macrismo opinó de la misma forma. 

En tanto, también del desglose de ante qué situaciones los votantes admiten intervenciones militares se observan fuertes diferencias entre macristas y peronista. Frente a una crisis institucional, concepto sumamente polisémico, los votantes PRO aceptaron la intervención militar en el 26,4% de los casos. Los del FdT, sólo en el 4,4%.

Mientras que el 18,7% de los votantes de Macri apoya una intervención militar por casos de corrupción, el 16, 2 lo hace ante mal manejo de la economía, el 8, 5% por fraude electoral (la acusación a Morales en Bolivia, por ejemplo) y el 5% por falta de representación, todos estos índices caen entre los votantes del FdT: apenas el 4,4% lo aceptaría en una crisis institucional y el 3,2 por hechos de corrupción, con las otras alternativas con porcentajes aún más bajos.

Estos datos coinciden con lo que arrojó el estudio al indagar sobre la posición que tienen los bonaerenses respecto de lo acontecido en Bolivia: el 90,8% de los votantes del Frente de Todos considera que fue un golpe de Estado y un 3,5% que fue crisis institucional, mientras que solamente el 12,9% de los adherentes PRO considera que fue un golpe.

En general, sin diferenciar por fuerzas políticas, ante la pregunta de si las FFAA deberían intervenir políticamente, el 58,1% dijo que nunca, mientras que el 13, 8 lo aceptó en caso de crisis institucional, el 11,1 si es por corrupción, el 7,3 por fraude electoral, el 6,6 por falta de representación y el 3,1 por mal manejo de la economía.


QUIÉNES CONFÍAN EN LA DEMOCRACIA Y QUIÉNES NO

El trabajo de Proyección también indagó acerca del nivel de confianza en la democracia. El 52, 2% de los boanerenses encuestados tiene un alto grado de cercanía con el sistema, un 16,9 mantiene un nivel de confianza bajo, mientras que el 16,4 mostró poco interés. El resto, el 14,5%, desconfía de la democracia.

 


Nuevamente, los datos interesantes para el análisis político surgen del punteo por identidad política: mientras que el 82,7% de quienes votaron al peronismo confían "bastante" -alternativa más alta- en la democracia, sólo el 40,2% de los votantes del macrismo tiene esa confianza alta en el sistema político de consenso.

 

El 27,6 % de los bonaerenses macristas, además, directamente no cree en la democracia, mientras que esa opinión (poca o nula confianza en la democracia) sólo es sostenida por un ínfimo 5,5% de los que tienen afinidad con el FdT. En ambos sectores, es similar la cantidad de personas que no le da mayor ni menor importancia a la democracia: el 11, 3%o en el caso de JpC y 11,9 en los de la actual oposición y futuro oficialismo.


¿MEJOR ALIARSE CON EEUU O CON LOS VECINOS DE LA REGIÓN?

El trabajo arroja que el 78,% de los que votaron s a la fórmula Mauricio Macri - Miguel Angel Pichetto opinó que su preferencia para construir alianzas políticas con otros países apuntaba a profundizar la relación con los Estados Unidos. En cambio, el 94,6% de los simpatizantes del FdT puso el foco en priorizar los vínculos con los países de la región.

Fuente:Politica Argentina