La designación fue tras el sorteo en la Cámara Federal, por las primeras denuncias hechas por Yamil Santoro, José Luis Patiño y Rodrigo Forlenza, y junto con la magistrada interviene el fiscal federal Eduardo Taiano.

Capuchetti será quien recibió el resto de las denuncias que se sorteen, en tanto, el resto de las denuncias que se fueron sorteando, incluida la del fiscal federal Guillermo Marijuan, que actuó de oficio, recayeron en el juzgado federal 6 que quedó vacante con la renuncia del juez Rodolfo Canicoba Corral, el cual es subrogado por Capuchetti.

Todas las acusaciones apuntan contra el ex ministro González García y el periodista Horacio Verbitsky, este último quien dijo que el entonces funcionario lo llamó para irse a vacunar contra el coronavirus en el Ministerio de Salud.

La hermana de Capuchetti revistó en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), más precisamente en la Dirección de Contrainteligencia, desde 2002 hasta octubre de 2020, bajo las órdenes de uno de los procesados ​​en la causa de Lomas de Zamora por espionaje ilegal: Martín Coste. Estuvo en la Dirección de Contrainteligencia.

La hermana de la magistrada, entre otras cosas, participó en la transcripción de las escuchas del “caso Segovia”, que alimentaron la Operación Puf, de la que el procesado fiscal Carlos Stornelli fue un ferviente impulsor, teniendo en cuenta que ese expediente, que se nutrió de escuchas ilegales, buscó derribar el D'Alessiogate.

Por otra parte, la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó que en las próximas horas se conocerá el listado completo de todos los turnos que se otorgaron en el Hospital Posadas para recibir vacunas contra el coronavirus.

Además, precisó que se abrió un sumario interno en el ministerio que ahora conduce para establecer responsabilidades tras el escándalo que provocó el despido de Ginés González García el viernes pasado. Y apuntó que se inmunizó a algunos funcionarios gubernamentales, como el ministro de Economía, Martín Guzmán, que tiene 38 años, porque es parte del personal estratégico y debía mantener reuniones muy relevantes para el país en las diferentes misiones que realizaron en el exterior.

Durante una reunión prolongada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la funcionaria llevó una propuesta "de monitoreo, información periódica y recomendaciones sobre cómo vacunar a la población estratégica", esto es, sobre cómo serán incluidos en el cronograma de inmunización de los funcionarios de gobierno, tema que necesitará de una atención y comunicación especial tras el caso de los allegados al gobierno que accedieron anticipadamente a la Sputnik V.

Y, también, un plan para seguir la trazabilidad de la vacuna, que consistirá en un exhaustivo seguimiento con cada una de las dosis una vez que llegan a la Argentina.

“Desde el Ministerio de Salud vamos a fortalecer la transparencia porque nosotros tenemos la trazabilidad de las vacunas, tenemos el sistema de quién se vacuna y no se vacuna, y tenemos también la posibilidad de fortalecer eso a través de un mecanismo mucho más específico y más concreto y, claramente, difundirlo constantemente porque es un tema de mucha sensibilidad ”, sostuvo Vizzotti.

Fuente: Info 135