Arturo López, el playero golpeado en un estacionamiento del barrio porteño de Monserrat, sigue en rehabilitación y con problemas para orientarse y hablar, según contó su hija Agostina a A24.com a casi un año del hecho. Mientras tanto, su familia se prepara para el inicio del juicio oral contra el agresor, que comenzará este miércoles.

“Lo único que queremos es que haya justicia y que se resuelva de un modo que sea un ejemplo para todos”, expresa Agostina a este portal. “Mi viejo se salvó de suerte y esto nos cambió la vida por completo. Yo no lo voy a tener nunca como era antes”, agrega. De acuerdo a la joven, el hombre todavía se encuentra en una clínica bajo una rigurosa rutina para sobreponerse a las secuelas.

 

“Va al gimnasio y hace terapia ocupacional. Con el tiempo, fue ganando confianza en sus movimientos, pero todavía está un poco estancado en lo neurológico. Puede hablar, pero a veces está muy perdido. No podemos charlar como antes sin que termine por no entenderme o contestarme otras cosas”, detalla.

En tanto, este miércoles se iniciará la primera audiencia del juicio oral y público contra el agresor, A.C.M, de entonces 17 años y hoy mayor de edad. Según pudo saber A24.com, las fechas continuarán los días 10, 11, 14 y 15 de noviembre de 2022 a las 9.30 horas. Se espera, además, que a partir de hoy mismo comiencen a declarar los testigos.

¿Qué pasó con el playero que fue golpeado en un estacionamiento?
El 19 de noviembre de 2021, a las 17 horas aproximadamente, A.C.M, de entonces 17 años, noqueó en el rostro de Arturo López, quien se encontraba trabajando en el garaje ubicado en la calle Moreno. Producto del golpe, el hombre cayó al suelo, perdió el conocimiento y sufrió hematomas, edemas y una hemorragia cerebral que puso en peligro su vida.

De acuerdo a la causa, el conflicto comenzó porque el menor, que se encontraba en el lugar junto a su madre, le reclamaba al damnificado que su vehículo BMW estacionado en el lugar estaba rayado. El violento episodio quedó registrado en diferentes videos captados por las cámaras de seguridad del lugar.

 

Tras la agresión, el acusado huyó y estuvo prófugo por cinco meses, hasta que el 29 de abril se entregó y quedó detenido. En junio de este año, la Justicia le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria hasta el inicio del juicio que enfrenta por los delitos de “tentativa de homicidio” y “lesiones gravísimas”.

En tanto, los peritos del caso constataron en la etapa de instrucción que Arturo López sufrió una "afasia" debido a la lesiones cerebrales. Este trastorno implica la emisión de palabras sin sentido, no poder responder a una pregunta ni poder leer o construir oraciones completas para entablar un dialogo, además de la inutilidad permanente para trabajar y la dependencia absoluta de terceros.

Fuente: Ayelén Bonino A24