Esmeralda Mitre criticó la medida del gobierno porteño que prohibió el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas y aseguró que los funcionarios de Juntos Por el Cambio "son de envidiar y de prohibir". También recordó su cruce con Horacio Rodríguez Larreta en televisión y aseguró: "Yo me empecé a hacer peronista en lo de Mirtha".

"Son de envidiar, de prohibir. A mí me persiguieron. Por ejemplo, yo tenía que sacar el registro de vuelta porque se había vencido. Voy y me bochan la primera vez. Rarísimo, porque yo soy Schumacher", contó Mitre en La Negra Pop por Pop Radio.

Agregó que rindió el examen dos veces más y también desaprobó, aunque sólo por un punto. "Entonces un señor me dice: 'Esmeralda, cambiate de domicilio y sacalo en otro lado porque tenemos la orden de no dártelo'. Fue en la misma época que me estaban espiando", destacó.

"La verdad que ellos persiguen. Realmente son perseguidores, y encima baratos. Yo les digo en la cara todo lo pelota que los voy a hacer, no necesitan escucharme por teléfono", agregó.

En octubre de 2018, la actriz y Rodríguez Larreta coincidieron en la mesa de Mirtha Legrand. Mitre le reprochó que hubiera desplazado del Ministerio de Cultura a su exmarido, Darío Lopérfido. "Nosotros nos sentimos muy traicionados por vos", afirmó.

En ese momento, Legrand la enfrentó y le pidió que se callara. "Te pasás haciendo reproches. ¡Basta querida, basta! ¡Qué difícil es hablar con vos, Esmeralda! Todo te cae mal", se quejó la conductora. Mitre afirmó que ese fue el momento que le hizo replantearse sus convicciones políticas.

"Yo me empecé a hacer peronista hace tres años en lo de Mirtha, cuando pasó todo eso. Jamás iba a estar del lado de Macri. Yo creo que solamente alguien loco puede apoyar a un presidente que dejó un país por el piso y 140.000 millones de deuda que se la habrían llevado los amigos de él", concluyó.

Fuente: C5N.com.ar