Carlota Ayub de Quesada falleció ayer, así lo  confirmó la Asociación  Abuelas de Plaza de Mayo. Residía en España, país dónde decidió exiliarse y no puedo conocer a su nieto, que habría nacido en cautiverio en enero de 1978.

Carlota había huido cuando se enteró que la dictadura tenía en carpeta a miembros de su familia. Ya exiliada se enteró del embarazo y secuestro de su hija Graciela. que tuvo lugar el 17 de marzo de 1977.

Estando en España, Quesada empezó los pedidos de justicia por su hija. Incluso llegó a viajar a la Argentina donde se puso en contacto con Abuelas para encontrar su nieto.

Creó en España la Comisión de Solidaridad con Familiares de Desaparecidos en Argentina (COSOFAM) con el objetivo de mostrar la realidad del país bajo el gobierno militar. Llevaron a cabo actos y presentaciones judiciales.

"Despedimos con mucho dolor a la Abuela Carlota Ayub de Quesada, de 96 años. Nos embarga una tristeza especial, porque era una compañera entrañable. Partió sin el encuentro de su nieto o nieta", expresó Abuelas a través de un comunicado.

A través de los años, pudo recopilar testimonios de sobrevivientes y reconstruir que Graciela estuvo detenida en la Brigada de Investigaciones de La Plata, en el centro clandestino denominado “La Cacha”.

"En su memoria, sus compañeras realizaremos el mejor homenaje posible: continuaremos buscando al hijo/a de Graciela y Guillermo, ese nieto o nieta al que ella no llegó a abrazar pero siempre esperó, para transmitirle su amor y su lucha. Con mucho cariño, abrazamos a sus nietos y nietas y a todos sus familiares. Hasta siempre, querida Carlota", finalizó el documento de Abuelas.

Fuente: Crónica TV