Niigita es una localidad de Japón que se ha hecho conocida mundialmente por una celebración fuera de lo común. Es que desde hace 13 años comenzaron a mostrar a los turistas una de sus grandes manifestaciones culturales: esculturas enormes de animales realizados en paja.

Desde el 2008, todos los años, a excepción del 2020 en el que se canceló por la llegada del coronavirus, tiene lugar el Wara Art Festival, una fiesta en la que el arroz y la paja son los protagonistas. Estos productos son el sustento de la ciudad por lo que el evento también es un homenaje a ellos, tanto como a las tradiciones locales.

Luego de la cosecha que se realiza en otoño, los habitantes de la ciudad tienen un sobrante de paja de arroz a la que denominan “wara”. Si bien se usa para alimentar al ganado y para abonar la tierra, todavía cuentan con un gran excedente. Por ello comenzaron a realizarse estas grandes y llamativas figuras. Al ver los resultados, decidieron organizar el primer festival y las trasladaron hacia el predio Uwasekigata Park.

Ya inauguró la muestra de las esculturas de paja

Este año, volvieron a hacerla. “Ha comenzado la producción de arte de paja”, anunciaron en su cuenta de Instagram hace casi tres meses. A través de las fotos que compartieron en su momento, ya se podía divisar parte del esqueleto de lo que serían las obras de arte.

Finalmente, el 29 de agosto quedó oficialmente inaugurada y ya se puede visitar. Según comentaron desde la organización, estará vigente hasta el próximo 31 de octubre. En esta oportunidad se podrán ver distintos animales que van desde osos hasta grandes aves e incluso camaleones.

Para llegar hasta el producto final, cada pieza pasa primero por un proceso en el que se dibuja  lo que se quiere lograr, luego para darle forma a las estructuras se ensamblan recortes de maderas y piezas de hierro. Posteriormente, todo esto se recubre cuidadosamente con una técnica “secreta” para que la paja tome forma y se consiga un acabado de calidad.

Los productores agrícolas no trabajan solos en este proceso. De hecho, las obras exhibidas son elaboradas en su mayoría por alumnos de la Musashino Art University, quienes trabajan con el apoyo de decenas de voluntarios de la misma ciudad, por lo general, recolectores de arroz acostumbrados a manipular estos materiales.

Del Instagram de wara.art

Fuente: Crónica