Aunque no logró que fuera transmitida en vivo, Cristina Kirchner utilizó su declaración indagatoria en el juicio por corrupción en la obra pública para dar un fuerte alegato político que tuvo como principales apuntados a los jueces, los medios y, particularmente, la "mesa judicial" de Mauricio Macri.

La vicepresidenta electa convirtió su acto de defensa en una declaración con peso politico, a pesar de que no logró que el TOF 2 acepte la transmisión. Minutos antes de que llegara a Comodoro Py su abogado presentó un nuevo escrito solicitando autorización. Fue denegado. Los jueces mostraron un celo muy fuerte y mandaron a cortar la trasmisión de un canal que tomaba la señal interna.

La ex presidenta recordó al respecto que la "tuvo una difusión mediática en vivo y en directo inédita" durante todo el juicio. "Hubo cinco audiencias completas que fueron transmitidas en vivo y en directo y en los pasajes mas escabrosos del guión fiscal apuntaban a mi cara", recordó. Y aseguró que todo el proceso es parte del "lafware", la persecución en su contra. 

"¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio?", les dijo a los jueces que negaron la trasmisión de la indagatoria.

Cristina sostuvo en todo momento que la causa por el presunto direccionamiento de la obra pública a empresas de Lázaro Báez es un "plan" del gobierno de Macri para perseguirla, lo mismo que otras causas en su contra que mencionó durante su exposición. Y se encargó de apuntarle directamente a los operadores judiciales del actual gobierno.

"El gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no iba preso, a qué empresario había que apretar para sacarle la empresa o para que diga algo en los medios", señaló. "Es un escándalo, una vergüenza", dijo sobre la mesa que se dedicó a "presionar jueces y fiscales". "De la banda esa de la mesa judicial sí puedo dar testimonios a través de periodistas, de reuniones públicas", indicó.

El mensaje de Cristina tiene como destinatarios a Fabián "Pepín" Rodríguez Simón y José Torello, los principales operadores y asesores judiciales de Macri. Principales operadores del macrismo, junto a Daniel Angelici, en la Justicia

Cristina también mencionó a Laura Alonso y Mariano Federici, otros dos de los apuntados en su círculo más cercano. "El gobierno utilizó la Oficina Anticorrupción y la UIF para impulsar las causas judiciales", dijo la ex presidenta. "Federici viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero. Y el HSBC tiene una causa en la Argentina", recordó.

La vicepresidenta electa también mencionó los capos de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por el armado de causas y la difusión de escuchas ilegales (dijo al respecto que Macri tiene un voyeurismo con escuchar conversaciones privadas, en clara alusión al historial del mandatario alrededor de escuchas ilegales). Germán Garavano tampoco quedó exento de las críticas.

"El plan fue ideado para una feroz e inédita persecución para quien fuera dos veces presidenta de la República. Primero, multiplicidad de procesamientos. Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, la verdad que no se como tuve tiempo para gobernar porque me la pasaba haciendo asociaciones ilícitas", ironizó Cristina en su indagatoria.

La ex presidenta, además, sugirió que el gobierno de Macri operó para armarle las causas pero que nunca se concretara su detención. "¿Cuándo dictan la primera prisión preventiva contra quien había sido presidenta? Estuve 2 años sin fueros por voluntad propia. Bastó que fuera electa senadora. La construcción mediática del Gobierno buscaba decir que no podía ir presa porque tenía fueros", apuntó.

“Esto pasa sólo con los gobierno peronistas”, agregó Cristina Fernández, conmovida y elevando su tono de voz. “Siempre pasan estas cosas en la Argentina contra los peronistas. En el pasado y en estos cuatro años”, agregó. En esta misma línea, CFK planteó que a todo peronista con plata se lo considera corrupto. “Ahora, si no sos peronista pero sos multimillonario se presume honesto”, advirtió.

“Venían a hacer lo que hicieron, a decir que nos robaron todo, mientras endeudaban al país”, lanzó la vicepresidenta electa, que remarcó que la verdadera “grieta” son “los intereses de millones de argentinos trabajadores, gente que duerme en la calle y las minorías que se empoderaron”.

Según CFK, Cambiemos se propuso condenar el gobierno de Néstor Kirchner y traer de vuelta al Fondo Monetario Internacional. ·”Este tribunal seguramente tiene la condena escrita. No me interesa. A mí me absolvió la historia”, fue la frase con la cerró su declaración indagatorio. Acto seguido la expresidenta se levantó, pero fue interrumpida para preguntarle si pensaba responder preguntas. "¿Preguntas? Preguntas van a tener que responder ustedes, no yo", fue su respuesta final.

Fuente:LPO/pagina12