La tasa de inflación interanual de los Estados Unidos se situó en junio en 5,4% y representó la mayor alza de precios desde agosto de 2008, según anunció este martes la Oficina Estadística del Departamento de Trabajo.

El repunte de los precios se vio impulsado por el encarecimiento de la energía, que tuvo una suba interanual de 24,5%, mientras que el valor de los alimentos se incrementó en un 2,4%.

Otros sectores que influyeron en el incremento de precios fue el precio de los autos usados, con un alza del 45,2%.

La inflación en Estados Unidos

Por su parte, la inflación subyacente, que no tiene en cuenta la volatilidad de los componentes de energía y alimentos frescos, se situó en 4,5% frente al 3,8% de mayo (la mayor cifra desde noviembre de 1991), y la variación mensual comparada con mayo marcó 0,9%.

Este incremento de precios superó los pronósticos y colocará presión sobre la política monetaria expansiva de la Reserva Federal (FED) de tasas de interés mínimas y compras de bonos.

La entidad consideró hasta el momento que la tendencia inflacionaria es únicamente "transitoria".

Fuente: Minuto 1