Ari Nagel, un profesor universitario de 44 años, es padre de 78 hijos y espera que se sumen 13 más a su extensa lista. Conocido como "el esperminador", el hombre es un eficiente donante de esperma que da que hablar en todo Estados Unidos.

Pese a que muchas personas cuestionaron su decisión de ser donante de esperma de tantas mujeres, lo cierto es que Nagel niega hacerlo por narcisismo y sólo atina a decir que tal vez no es "tan bueno para decir que no". 

*1 MÁS Y PASA A MARADONA* Quién es "el esperminador", el hombre que tiene 78 hijos: otras 13 mujeres están embarazadas de él

En 2019, Nagel había dado otra entrevista por su "solidaridad" a la hora de donar su esperma y en ese momento había declarado que tenía 50 hijos. Sólo dos años después cuenta con casi 80 criaturas. 

"Me describiría a mí mismo de esa manera, pero definitivamente no. Tengo una gran vida, a pesar de que lucho económicamente. Recibo muchos abrazos y besos todos los días", aseguró.

Tweet de Claire Byrne Live

No cobra por sus donaciones y se ajusta a las necesidades de las peticionarias: les hace llegar el semen de manera estéril para su congelación o queda con ellas y se lo da en un vasito para inseminación inmediata o directamente tienen relaciones sexuales.

“Una era una pareja de lesbianas y necesitaban ayuda, obviamente, para hacer crecer su familia, y luego la otra era una mujer soltera que no tenía un pretendiente, tenía 40 años y necesitaba ayuda pues no podía esperar más para conocer a alguien”, relató.

Nagel aclaró que no gana dinero por dar su esperma, sino que recibe "toda una vida de agradecimiento". "Obtengo gran parte de la alegría de ser padre", le dijo Nagel a la presentadora de televisión irlandesa Claire Byrne.

*1 MÁS Y PASA A MARADONA* Quién es "el esperminador", el hombre que tiene 78 hijos: otras 13 mujeres están embarazadas de él

Investigado por el gobierno de Estados Unidos

Nagel dijo que el Departamento de Salud de los Estados Unidos le envió una advertencia e intentaron obligarlo a que dejase de publicitar sus servicios. "Creo que cuando les aclaré lo que estoy haciendo, en última instancia es una infracción del derecho de todo hombre a tener un hijo", subrayó el profesor.

“Pienso que se echaron atrás. Dijeron que se reservan el derecho de emprender acciones legales en el futuro, pero por ahora, puedo seguir haciendo lo que estoy haciendo, porque, por supuesto, no estoy operando un banco de esperma con licencia”, sostuvo.

Tweet de New York Post

Por otro lado, Yair Cymerman, codirector de un documental sobre el Nagel destacó: "Siempre va pertrechado con un 'kit del esperminator', un test de ovulación, un recipiente esterilizado, su información genética y de enfermedades de transmisión sexual y cuenta espermática, porque está muy solicitado y puede que se lo pidan en cualquier sitio, como le pasó hace dos semanas en el aeropuerto con dos lesbianas. Es muy cumplidor y su sentido del deber es grande".