En su diálogo con el escritor y periodista Marcelo Figueras, que la acompaña en las presentaciones, la actual senadora habló de los dichos de Oscar Aguad, que minimizó el alzamiento carapintada de 1987 luego que Aldo Rico desfilara el 9 de julio. Afirmó que la “impresionó” mucho la frase del ministro de Defensa, que definió como “chiquito” aquel episodio que puso en riesgo la democracia. “En el 87 me tocó estar en Buenos Aires esa Semana Santa, fueron jornadas muy tensas”. Recordó que la renovación peronista apoyó al sistema democrático y que había “zozobra” por la posibilidad de choques en Campo de Mayo, que pudieron haber terminado en “una tragedia”.

Sobre los dichos de Aguad opinó que “puedo entender que alguien sea antiperonista, pero no esto, porque fue su propio partido el que sufrió el alzamiento”.

También se refirió a la campaña contra los sindicalistas. “Nos quieren convencer de que el problema son los sindicatos y los políticos: el problema es la economía”. Señaló que “en dictadura no había política ni sindicalismo” y el régimen militar fue a Malvinas por la situación económica.

 

Fuente: Página12