Como invitada a Intratables, María Eugenia Vidal respondió acerca del violento ataque a una docente que conmovió a la comunidad educativa. La gobernadora afirmó que tuvo contacto con Roberto Baradel, líder de SUTEBA, al respecto y trató de llevarle tranquilidad a Corina De Bonis, la víctima.

Según sus palabras, la comunidad de Moreno ahora puede estar tranquila porque la maestra está siendo atendida y fuera de peligro. Sin embargo, no tardó en señalar que el hecho marcó un límite y lo diferenció de conflictos como las discusiones paritarias o cuestiones de infraestructura en las escuelas.

"Se cruzó la raya. De la misma manera que el hecho de que una localidad de Berisso no haya tenido clases tanto en escuelas públicas como privadas por amenazas de bomba. No lo podemos tolerar. Le voy a pedir a los fiscales que den respuesta rápido", aseguró.

Además, la gobernadora aseguró que había cámaras en el lugar por lo cual espera que la Justicia actúe cuanto antes.

 

Fuente: Diario Popular