Caputo ya había aparecido mencionado en el escándalo de los Paradise Papers, pero esa vez negó tener relación con una serie de fondos en las Islas Caimán.

Cuando el domingo salió a la luz que Caputo controlaba al fondo Noctua, el funcionario salió a decir que no tenía acciones y que, en todo caso, "no tenía la obligación" de informarlo a la Afip, por lo que no lo incluyó en sus declaraciones juradas, lo que podría constituir un delito.

Los documentos oficiales de la SEC indican que Caputo poseía, entre 2009 y 2015, el 75 por ciento de las acciones de Princess International Global Ltd, una offshore en las Islas Caimán. Esa sociedad controlaba entre el 50 y el 74 por ciento del paquete accionario de Affinis Partners II, otra offshore radicada en la misma guarida fiscal.

Y finalmente, Affinis tenía al menos el 75 por ciento de Noctua International WMG LLC, una gerenciadora de fondos de inversión con sede en Miami. Caputo había negado ser accionista de esa empresa offshore.