Pablo Duggan, quien hasta hace no tanto tiempo era un ferviente oficialista, quizás por la innegable realidad, parecería estar reconsiderando su posición.


Refiriéndose al crimen del chofer Leandro Alcaraz, Duggan declaró: “Acá había 1200 gendarmes en La Matanza, y no se entiende por qué hoy quedaron 140, y de esto va a hablar la intendenta al mediodía”. “La gendarmería la sacaron, eso lo tienen que explicar”.

Luego recibieron la visita de Diego Santilli, vicejefe de gobierno porteño, a quien Iúdica definió como un “amigo”. Respondiendo acerca de la seguridad, Santilli hablaba de equipar los colectivos con cámaras. Fue entonces cuando el renovado Duggan citó a Magario, refiriéndose a la “discriminación” hacia La Matanza, que les sacaron gendarmes y policías. Santilli, claro está, negó dichas afirmaciones.

Aun debatiendo sobre seguridad, Duggan interpeló: “Cuando había problemas de seguridad graves en la ciudad de Buenos Aires, con toda razón vos y Horacio decían la verdad: la seguridad no es nuestra porque no se la habían dado. Magario está diciendo lo mismo. Es el mismo argumento que usaban ustedes”.

Santilli también hizo referencia a que “una de las obras más importantes de conectividad la hizo en La Matanza Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”, a lo que Duggan expresó: “Pero la iniciaron en otro gobierno. El Metrobus en La Matanza se inició en otro gobierno, en el gobierno de Cristina”.