Anoche, y tal como lo había anticipado, Cristina Kirchner se manifestó a favor del proyecto de ley que propone la despenalización y legalización y contó por qué cambió de opinión. Como jefa de bloque de Unidad Ciudadana , la expresidenta fue una de las últimas disertantes del Senado .

Yo siempre he votado por la vida, y he gobernado por y para la vida”. Así hizo alusión, por ejemplo, a la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final; también, a la votación de las leyes de educación sexual, ligadura de trompas y vasectomía como métodos anticonceptivos. Las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género también fueron mencionadas por la expresidenta, como otros de los debates a los que contribuyó en su carrera política. También la incorporación de la figura del femicidio al Código Penal.

“Voté por la vida cuando votamos la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final; cuando votamos el parto humanizado en 2004; la protección integral de niños, niñas y adolescentes; la educación sexual integral"

 

 

Cristina Kirchner le tapó la boca a TODOS con una brillante intervención en el Senado

 

“la votación sobre los derechos del paciente; la ley integral de protección contra la violencia hacia la mujer; el matrimonio igualitario; la identidad de género; y la modificación del Código Penal para incluir la figura del femicidio”

"Algunos dicen que fue mi hija, una militante feminista, la que me hizo cambiar de opinión. Y no, no fue mi hija", dijo. "La verdad es que [Florencia] me abrió la cabeza en cuanto a abordar la cuestión feminista desde un lugar diferente al que uno lo había visto", agregó.

Entonces, contó qué fue lo que la movilizó internamente para cambiar de opinión. "Creo que más que una cuestión de género esto es una cuestión generacional. Los pibes, una vez más, advierten el cambio de época y demandan ser escuchados. Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle. Verlas abordar la cuestión feminista, verlas criticar, pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal nos debe colocar a todos en un lugar distinto".

"Vamos a tener que agregarle el feminismo a lo nacional y popular. Nacional, popular, democrático y feminista"