Bomba política, 20 millones para los hermanos Lanatta