La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, realizó duras declaraciones contra el gobierno nacional al cumplirse 1000 días de su detención y aseguró que “estamos viviendo en una dictadura”. Además cargó contra la aliada del presidente Mauricio Macri, Elisa Carrió, y aseguró que quiere ser “la Bolsonaro” de la Argentina, en referencia al candidato presidencial brasilero.

La dirigente social sostuvo en diálogo con El Destape Radio que su encarcelamiento “es una vergüenza nacional” y que “a medida que pasan los días buscan darme más y más para quebrarme”, pero que no lo van a conseguir.

En este sentido, Sala cargó contra el ministro de Justicia de la Nación: “Si Garavano no cree en la prisión preventiva, (entonces) debería liberar a los presos políticos”.

También subrayó que “Carrió quiere ser la Bolsonaro de Argentina”, y concluyó: “Hoy no está gobernando Macri, está gobernando el FMI”.