Desde el Municipio de Ituzaingó informaron que "con una actitud amenazante y desafiante, se realizó un operativo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) en el que, con multas desde $80 mil, advirtieron y anunciaron la suspensión de actividades de pequeños comercios de los corredores comerciales de San Alberto y Brandsen.

En comunicación con C5N, el intendente Alberto Descalzo, denunció los hechos y su preocupación por el amenazante mensaje que dejaban los agentes a los dueños de los comercios: "Bueno, esto pasa porque votaron mal".

Alberto Descalzo se comunicó con la Jefa de Departamento de Fiscalización de ARBA, Magalí García, "para reclamar el cese de las suspensiones de actividades y las sanciones a locales del Municipio", explicaron. Inmediatamente después, Descalzo llamó al Secretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, "para solicitar la interrupción del operativo". 

Y remarcaron que "resultó notorio que, luego de que el Intendente intercediera, la camioneta de ARBA abandonó la zona".

Asimismo, desde el Municipio relataron que hubo polémicos comentarios a los comerciantes por parte del personal de ARBA. "Me dijeron ‘esto es para que aprendan a votar bien’”, relató Pablo, un comerciante de la zona. Y agregó: “Vinieron a extorsionarnos después de cómo resultaron las elecciones. Agradecemos la intervención del Intendente que vino a poner la cara y hablar con la gente del operativo para que pararan”. 

Alberto Descalzo se refirió al tema: “Le dije a Magalí García que estaba afectando la paz social del pueblo de Ituzaingó, porque estaban atacando un lugar muy sensible. Yo voy a defender a Ituzaingó y a nuestro pueblo, no voy a permitir que cierren negocios que apenas tienen para comer”.