Caputo S.A., la empresa de Nicolás Caputo, el "hermano de la vida" del presidente Mauricio Macri suspendió las obras de la construcción del Reactor Multipropósito RA-10 del Centro Atómico de Ezeiza.

La empresa de Caputo le reclama al Estado nacional una deuda de 215 millones de pesos por lo que resolvió suspender los trabajos y despedir a los obreros afectados a la obra.

Los trabajadores despedidos denunciaron la situación en un comunicado en el que considerarpn que "Macri es el responsable directo de esta situación junto a las autoridades oficialistas que dirigen los destinos de la Comisión Nacional de Energía Atómica".

En el comunicado también afirman que “el panorama a futuro sigue cubierto por la incertidumbre” y que “el recorte presupuestario es enorme y el riesgo de privatización de las instalaciones asociadas es inminente".

El RA-10, cuya construcción ahora fue suspendida, tiene por objetivo “asegurar el autoabastecimiento de radioisótopos de uso médico, contando con capacidad para atender buena parte de la demanda de América Latina; consolidar las capacidades para desarrollos tecnológicos de punta en la industria nuclear y convencional; y abrir un nuevo horizonte de investigaciones en ciencias básicas y aplicaciones basadas en el uso de técnicas neutrónicas avanzadas”.

Los trabajadores exigieron en su comunicado la reincorporación de todos los cesanteados, consignó este jueves Página/12 así como también “la cancelación de la deuda y la continuidad inmediata de la obra", y se manifestaron en contra de "la privatización de la futura producción del RA-10, por una producción pública de radiofármacos al servicio de nuestro pueblo".

 

Fuente: Minuto Uno