El miércoles 11 el doctor Eduardo Taiano de la Fiscalía Federal 3 imputó a los funcionarios de Cambiemos: el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el ex titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel por la ampliación irregular de los contratos de concesión de rutas nacionales.

Los funcionarios fueron sometidos a una investigación por presuntamente haber habilitado a varias empresas, entre las que se destaca Iecsa de Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, a seguir cobrando peajes y obras por 30 mil millones de pesos cuando sus contratos pese al vencimiento de los contratos.

La medida judicial fue impulsada luego de una denuncia del Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (STVyARA) quienes ratificaron la decisión. La causa se encuentra en el Juzgado Nº7 de Sebastián Casanello.

Este martes, mediante el decreto 659/2019, con las firmas de Mauricio Macri, Marcos Peña y el imputado Guillermo Dietrich, el Gobierno intenta bajarle peso a la denuncia penal de STVyARA que ganó impulso en los últimos días en Comodoro Py tras la imputación de Taiano.

El monto que estaría en juego en el supuesto acto de corrupción es de 30 mil millones de pesos.

 

Fuente: Política Argentina