La denuncia que legisladores de Unidad Ciudadana presentaron en julio contra María Eugenia Vidal, en el marco del escándalo por los aportes de campaña de Cambiemos, muestra sus primeros avances. El titular del Juzgado Federal 3 de La Plata, Ernesto Kreplak, que tiene a su cargo la investigación, instruyó medidas de prueba y avanza en la recolección de testimonios, en los que queda comprometida la figura de María Fernanda Inza, ex secretaria de Legal y Técnica bonaerense y tesorera del PRO.

 

Senadora Teresa Garcia: denunció a Vidal por delitos de extrema gravedad.

 

La presentación de Teresa García ingresó al despacho del Federal 3 el 4 de julio de este año. La senadora K le atribuyó a Vidal la comisión de tres delitos, de extrema gravedad: Usurpación de identidad, Falsificación de documentos, Lavado de activos y Violación de Secretos y Privacidad, a partir de que se conocieran los nombres de aportantes de las campañas de Cambiemos de 2015 y 2017 que no estaban en condiciones de realizar desembolsos o que directamente negaban haberlos hecho.

 

 

Transcurrido más de un mes desde la formulación de la denuncia, Kreplak  avanzó por tres frentes: en primer lugar, pidió informes a los organismos del Estado cuyas bases de datos podían contener información sensible y esclarecedora. Envió oficios a ANSES, a Desarrollo Social y al PRO, pero por ahora no obtuvo respuestas.

 

Juez federal Ernesto Kreplak

 

También envió emisarios a rastrear los avances que produjeron en causas paralelas el fiscal Jorge Di Lello y el juez Sebastián Casanello. Ahí le fue mejor: consiguió chequear que en el 90 por ciento de dos mil casos de supuestos aportantes truchos, las personas físicas involucradas no estaban en condiciones económicas de hacer los desembolsos que se rindieron ante la Cámara Nacional Electoral.

 

 

Como tercera pata de la investigación, Kreplak se dispone a recavar los testimonios de unas 70 personas que aseguran no haber invertido en las campañas. Son sólo algunos de las decenas de candidatos que denunciaron públicamente que fueron anotados compulsivamente en las listas.

Con prudencia, estima que no es necesario abrir más el abanico de posibilidades. Además, citó a declarar al periodista Juan Amorín, cuya denuncia fue la piedra fundamental de la investigación que hoy le quita el sueño a Vidal. 

Fuente:Infocielo