Tras las amenazas por parte del presidente Donald Trump, Estados Unidos, y también de Francia y el Reino Unido se lanzaron 105 ataques en Siria contra el régimen de Bashar Al-Assad. El ataque fue perpetrado por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas.

 

"Hoy las naciones de Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos han reunido su poder honesto contra la barbarie y la brutalidad", dijo anoche el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desde la Casa Blanca.

"Gracias a Francia y al Reino Unido por su sensatez y el poder de sus excelentes fuerzas armadas. No podría haber tenido un resultado mejor. ¡Misión cumplida!", escribió en Twitter.
Se atacaron tres objetivos vinculados al programa de armas químicas sirio.
Una hora más tarde, los bombardeos habían cesado, y aseguraron que por lo pronto no está prevista otra operación.

Macron declaró que los bombardeos por parte de Francia estuvieron “circunscritos a las capacidades del régimen que permiten la producción y el uso de armas químicas”.