El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) presentó un informe en sintonía con las consultoras privadas donde se demuestra que la capacidad de producción de la industria nacional alcanzó su peor indicador en los últimos 16 años. Los números correspondientes a junio solo superan al mismo mes del año 2002 cuando se salía de la convertibilidad.

La utilización de la capacidad instalada descendió al 61,8% durante el mes de junio, el segundo nivel más bajo del año, lo que significó una caída de más de 5 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes de 2017. Es el registro más bajo desde junio de 2002 cuando fue del 55,4%.

 

 

Según expone el informe del organismo estatal las industrias que vieron mermadas ampliamente su capacidad de producción fueron edición e impresión (60,1%), alimentos y bebidas (59,1%), textiles (55,4%), caucho y plástico (54,8%), la metalmecánica, excepto automotores (53,6%) y la automotriz (47,7%)
El rubro de alimentos y bebidas mostró un descenso fuerte entre junio de este año y el mismo periodo de 2017, argumentan que la caída en el nivel de utilización de la capacidad instalada se origina, principalmente, en las disminuciones de la producción de carnes blancas, de la molienda de cereales y oleaginosas y de la elaboración de bebidas.

 

 

En la misma línea la industria textil presentó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 55,4% en junio de 2018, inferior al registrado en junio de 2017 (66,2%), a partir de la contracción en la elaboración de tejidos y de hilados de algodón, que se vincula con el menor nivel de pedidos por parte de los rubros fabricantes de prendas de vestir y otras confecciones.

Fuente:Enorsai