La instalación de huevos gigantes de hormigón en los espacios públicos del partido bonaerense de Vicente López no deja de asombrar a vecinos y visitantes. Lo que también genera estupor es la cifra millonaria que destinó la administración del intendente Jorge Macri para esta extravagante obra en medio de los pedidos de su primo, el presidente Mauricio Macri, de reducción del gasto público.

 

 

En total, cuando termine la instalación, serán 30 piezas de 1,71 por 1,28 metros, que pesan 3,3 toneladas cada una y forman parte de la obra llamada “VIDA conciencia planetaria”, ideada por un vecino y diseñador industrial de La Lucila, Juan Blas Doberti. "La finalidad es establecer un registro perdurable de la conciencia planetaria de hoy en día", argumentó.

La obra costó $1.980.014, a razón de unos 70 mil pesos por huevo. "No tiene carácter efímero sino que se plantea como esencial, perdurable y de crecimiento sin límite”, adujeron desde el municipio de Vicente López y explicaron que el concepto de las esculturas tiene relación con los objetivos de la gestión: “La preservación de vida, el cuidado del planeta, el bienestar de cada ciudadano, una ciudad bella y segura, una sociedad armoniosa y en paz”.

 

 

Aunque es difícil imaginarse la utilización de esos objetos enormes y duros, desde el Facebook de “VIDA conciencia planetaria” dan algunas ideas a través de videos. Acostarse panza abajo sobre el concreto, es una de ellas. No obstante, parece estar lejos de ser una experiencia cómoda como la esferodinamia que se practica con pelotas de goma.

 

 

Los huevos instalados hasta ahora se encuentran en el Paseo del Viento (Borges y el río), la Reserva Ecológica (Paraná y el río), la Plaza Amigos de Florida (San Martín y Juan B. Justo, al lado de la estación), la Plaza Güemes (Ricardo Gutiérrez y Sargento Cabral, Munro), el cruce de Avenida Del Libertador e Hipólito Yrigoyen, la Plaza Argentina Villasante (General Paz y Superí, frente al DOT), y en Zufriategui y Fray Justo Sarmiento.